Cultural Leonesa – Sociedad Deportiva Amorebieta (1-1)

Un inicio ilusionante

Un inicio ilusionante

El equipo de Urritxe mostró una gran imagen en su visita a la Cultural Leonesa

MIGUEL GONZÁLEZ

Era difícil imaginar un mejor inicio de temporada para el Amorebieta. El equipo de Urritxe mostró una gran imagen en su visita a la Cultural Leonesa, un equipo que parte como gran favorito para luchar por el ascenso y consiguió un empate en un duelo de gran nivel. El bloque azulón aprovechó todos los puntos débiles de un rival que sufrió en labores defensivas y no fue capaz de crear peligro en ataque pese a sus individualidades.

Salió desbocada la Cultural frente a un Amorebieta a la expectativa, tratando de contener las embestidas locales. Por ritmo y juego no parecía el primer partido de temporada, siendo el choque una delicia para el espectador. Más aún cuando Ekain se aprovechó de la bisoñez de Juan Rodriguez para proteger el balón y sorprender a Leandro firmando un golazo desde la esquina del área. Una maniobra similar a la realizada por el propio Ekain contra el Eibar. Sólo tardó dos minutos en replicar Iván González, que se elevó sobre su marcador para enviar a la red saque de esquina.

1 Cultural Leonesa

1 Sociedad Deportiva Amorebieta

Cultural Leonesa:
Leandro; Juan Rodríguez, Virgil Theresin, Iván González, Castañeda; Alfonso, Dani Pichín, Menudo (Sergio Benito min. 66), Kawaya, Luque (Sergio Marcos min. 71); y Dioni (Antonio López min. 85)
Amorebieta:
Saizar; Aldalur, Arregui, Antxon, Aimar; Ortega (Iker Bilbao min. 66), Markel, Mikel Álvaro, Seguin; Ekain (Ekaitz Molina min. 86) y Orozko (Amorrortu min. 73)
Árbitro:
Pardeiro Puente (Comité cántabro). Amonestó con tarjeta amarilla al técnico local Íñigo Vélez y a los visitantes Aldalur y Arregui.
Goles:
0-1 Ekain (min. 7) 1-1 Iván González (min. 9)
Reino de León.
7.000 espectadores

Un duelo de estilos entre el fútbol directo del Amorebieta y las triangulaciones culturalistas, que siempre buscaban a Kawaya. La potencia del extremo belga fue un incordio por la derecha, sobre todo con espacios para cabalgar.

Los siguientes minutos dieron paso a un vistoso correcalles donde el Amorebieta trataba de encerrar a una Cultural que salía en velocidad por banda tan pronto como la ocasión lo permitía. Fue Luque quien tuvo la siguiente ocasión clara rematando alto un córner.

Poco después la volvió a tener Ekain tras revolverse en la frontal, sentar a su pareja de baile y disparar de forma tímida. La primera parte del punta de Durango debería ser de visionado obligatorio para todos los canteranos zornotzarras.

Tal vez la ocasión más clara del primer tiempo llegó en una vertiginosa triangulación entre Kawaya y Alfonso que marró Pichín disparando sobre la figura de Saizar. Volvió a intentarlo Kawaya en una acción individual con dos caños y centrochut que repelió Saizar muy atento. A esas alturas, la Cultural ya parecía fiar su suerte al talento de su extremo.

Con decorado muy similar comenzó una segunda parte en la que ambos equipos decidieron lanzarse por el partido. Mandaban los anfitriones viviendo en campo rival pero sin terminar de concretar las ocasiones. Primero Iván González y después Menudo fueron incapaces de hacer el segundo gol. Tampoco lo conseguía Ekain en otra acción de clase driblando en el área.

A la hora de juego la tuvo Dioni tras un tuya mía con Dani Pichín que se escapó cerca de la meta de Saizar. Se notaba el trabajo de Arregui y Antxon para anular al goleador de la Leonesa. También se notaba el cansancio en los atacantes del equipo foráneo. Ekain perdió frescura y Orozko seguía fajándose con más voluntad que acierto.

Pese a ello, de nuevo Ekain volvió a ser el más listo de la clase presentándose sobre el área pequeña sirviendo el balón sobre la línea de gol al que no llegó nadie. Seguía amenazando el Amorebieta pese al dominio de la Cultural. No se hizo esperar la respuesta del equipo leonés. Una internada por banda de Kawaya que aprovechó Sergio Benito para superar a Saizar. La suerte sonrió a los chicos de Iñigo Vélez cuando Dioni quiso tocar la pelota sobre la línea para anotarse el tanto a su cuenta quedando de esta manera anulado por fuera de juego.

Por si faltase suspense, cerca del pitido final volvió a tener una opción la Leonesa a balón parado con un remate dentro del área pequeña estrellado ante la figura gigante de Saizar. El portero cuajó un notable partido en la que fue su casa. Los últimos minutos, los jugadores del equipo anfitrión vivieron en el balcón del equipo rival ante un Amorebieta que se defendió con oficio y contundencia para conservar el valioso botín.