Octavos I Vuelta

El Villarreal se hace fuerte en Europa

Los jugadores del Villarreal celebran el gol de Gerard Moreno./Heino Kalis (Reuters)
Los jugadores del Villarreal celebran el gol de Gerard Moreno. / Heino Kalis (Reuters)

El 'submarino' logra superar al cuadro ruso también en La Cerámica en un partido en el que los de Calleja se mostraron, de nuevo, muy superiores

JUANJO GONZALO

El Villarreal ya está en cuartos de final de la Liga Europa, fase que no se disfrutaba en Castellón desde hacía tres años y que llega al Estadio de la Cerámica en uno de los cursos más complicados. Un premio más que merecido, logrado tras vencer al Zenit con autoridad. El equipo amarillo, que vuelve a sonreír, se había conjurado para no confiarse por el gran resultado obtenido en tierras rusas, pero la eliminatoria acabó siendo más sencilla de lo que se podía imaginar. Los tantos (2-1) de Gerard Moreno, que ya logró uno en el choque de ida, y de Carlos Bacca, disparan a un ilusionante 'submarino' tras completar otra buena cita en la que el líder de la liga rusa se mostró superado prácticamente desde los primeros minutos, y que solo en el descuento pudo maquillar el resultado con un gol del defensor Ivanovic. Los pupilos de Javier Calleja se engalanan de cara a la siguiente eliminatoria.

Se presentó el Zenit como un auténtico espejismo. Un equipo agresivo desde el inicio, que como anunció su técnico, Sergei Semak, buscaría sorprender con un tanto en los primeros minutos que le diera opciones para remontar. El cambio de estilo presentado por los rusos, con tres centrales y dos carrileros largos, sumado a la ausencia de última hora de Dzyuba -se cayó de la convocatoria por enfermedad-, pareció surtir efecto de salida. Únicamente un par de arreones en los que los visitantes, arropados en las gradas por un buen número de hinchas, se lo creían, metiendo el miedo en el cuerpo de un Estadio de la Cerámica que esta temporada no está para bromas. Pudo recortar diferencias muy pronto el iraní Azmoun, que en dos ocasiones prácticamente seguidas se plantó delante de Andrés, de nuevo salvador, al que no fue capaz de superar.

2 VILLARREAL

Andrés Fernández; Mario Gaspar, Álvaro, Funes Mori (Miguelón, min. 77), Víctor Ruiz, Jaume Costa; Cáseres (Morlanes, min. 46), Iborra (Cazorla, min. 70), Fornals: Bacca y Gerard Moreno.

1 ZENIT

Lunev (Kerzhakov, min. 64); Smolnikov, Ivanovic, Mammana, Rakitskiy, Hernani; Barrios (Kranevitter, min. 46), Ozdoev, Shatov; Driussi y Azmoun (Mak, min. 70).

GOLES
1-0: min. 29, Gerard Moreno; 2-0: min. 47, Bacca; 2-1: min. 91, Ivanovic.
ÁRBITRO
Artur Dias (Portugal) Amonestó a Víctor Ruiz y a Jaume Costa por parte del Villarreal; y a Shatov por parte del Zenit.
INCIDENCIAS
Partido de vuelta de octavos de final disputado en el Estadio de la Cerámica, con más de 14.000 aficionados que disfrutaron de la clasificación del Villarreal para la siguiente ronda por un global de 5-2.

Poco más ofrecieron los de San Petersburgo, de los que se esperaba mucho más en esta eliminatoria de octavos de final, que con el tanto de Gerard Moreno acabaron por tirar la toalla. El catalán continúa recuperando, con tantos, la confianza perdida en un año complicado. Suma cuatro en una Liga Europa que está resultando ser balsámica también para el delantero, que para jolgorio del banquillo puso, tras un contragolpe del Villarreal, el balón lejos del alcance de Lunev cuando habían transcurrido 29 minutos desde el inicio. Otro golpe para el Zenit que encarrilaba, más aún, el camino de los amarillos hacia la siguiente ronda.

Con Morlanes, el gran protagonista del partido disputado en Rusia, ya en el campo y la afición viviendo una jornada festiva, Carlos Bacca cerraba una excelente eliminatoria con un remate de cabeza. El tanto del colombiano suponía la puntilla para los de Semak, que minutos más tarde perderían a su guardameta por lesión, después de un gran centro de su compañero en la punta de ataque. Pudo Jaume Costa anotar el tercero en un balón que se fue al larguero, aunque sería el serbio Ivanovic el que iba a maquillar el resultado en una jugada a balón parado. Ahora, todo se centra en la ilusión de un Villarreal que vuelve a confiar en lograr algo grande en la Liga Europa, en la que ya ha regresado a los cuartos de final.