Chipre

Iraola, destituido en el AEK Larnaca pese al título logrado

Iraola, destituido en el AEK Larnaca pese al título logrado

El vasco, tras un inicio brillante, cae víctima de una mala racha en un equipo que se volcó en lograr la clasificación para la Europa League y la Supercopa chipriota

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Nadie lo hubiese imaginado cuando empezaba diciembre y el AEK de Larnaca logró un triunfo de prestigio en la Europa League (ante el Zurich) cuatro días después de imponerse al líder APOEL, el dominador de Chipre. En ese momento todo era felicidad en el club amarillo y verde, que por primera vez en su historia logró la Supercopa de su país ante el APOEL con Andoni Iraola como técnico del equipo. El vasco, leyenda del Athletic con 510 encuentros disputados, afrontó su primera experiencia como profesional en el banquillo (obtuvo el carnet UEFA Pro en junio de 2018) con el reto de meter al equipo en la fase de grupos de la Europa League y tener al equipo entre los cuatro primeros para poder llegar con solvencia a los seis puestos de play-off por el título, el último que da derecho a pelear por la Liga.

A pesar de tener que pasar tres rondas clasificatorias (Dundalk irlandés, al Sturm Graz austríaco y al Trencin eslovaco) en competición europea, aseguró la clasificación en la Europa League... y los cinco millones que proporciona UEFA por disputar esos seis encuentros. «Para el club es mucho más importante, incluso, que haber ganado la Supercopa. Es un impulso importante a nivel económico, de coeficiente UEFA...», decía antes del estreno continental.

La clasificación para la Europa League, algo que sólo había sucedido una vez en la historia del club, inyectó cinco millones de euros a un club que un prespuesto inferior a esa cifra

El desgaste para este objetivo -que sólo había logrado el club en una ocasión- fue enorme, aunque le permitieron aplazar algunos encuentros. «No estamos acostumbrados a competir jueves-domingo, eso nos va a desgastar mucho, pero la idea es seguir o mejorar la línea de la temporada pasada», decía en plena euforia local por verse en Europa.

El bombo continental le emparejó con Bayer Leverkusen, Zurich y Ludogorets, convirtiendo el sueño de un hipotético pase a dieciseisavos en una quimera. Pese a todas las dificultades -los partidos como local debió disputarlos en Nicosia por no cumplir su estadio la reglamentación-, el equipo de Iraola (que finalizó su carrera como jugador en el New York City junto a David Villa, Frank Lampard y Andrea Pirlo) ofreció un buen rendimiento empatando con los búlgaros ambos encuentros, cediendo en Leverkusen 4-2 tras haberse adelantado y venciendo en Suiza.

El último mes de 2018 empezó a sumar malos resultados en tres salidas consecutivas a domicilio (Enosis, Pafos y Apollon Limassol) que se juntaron a una inesperada derrota para cerrar el año ante el Salamina Famagusta. Enero era un mes con mucha carga de partidos ya que recuperaban dos jornadas aplazadas y las victorias no volvieron: dos empates (Pafos y Apollon) con una derrota de regalo de Reyes (Omonia).

Desgaste y partidos aplazados

Así, la visita del colista (Ermis Aradippu) se convirtió en una especie de juicio popular para Iraola pese a que su éxito europeo le reportó unos beneficios con el que el club cubre casi el doble del presupuesto anual. El 2-2 del domingo supuso la salida de Iraola. El guipuzcoano deja el AEK a 13 puntos del líder, el propio APOEL, y a uno del cuarto (puesto logrado por Idiakez la pasada campaña) gracias a los puntos otorgados ayer (2) por alineación indebida del Pafos.

Curiosamente en su etapa en Chipre ganó su primera final tras perderlas todas como jugador y fue expulsado una vez, algo que sólo sucedió una vez en más de 600 partidos como futbolista

El club anunció en la mañana del lunes que «después de una reunión anoche entre la Junta, el director técnico e Iraola, se decidió conjuntamente que la cooperación con el entrenador español se había resuelto». El club, en el que Ander Murillo ocupa el puesto de director deportivo tras cuatro años de trabajo de Xavi Roca, y que cuenta con muchos españoles en sus filas (como Jorge Larena, Mikel González, Toño Ramírez, Nacho Cases, Acorán Barrea, Joan Tomás, Guillem Truyols, Tete Sansimena, Héctor Hevel o David Catala), recordó en la nota que «con el señor Iraola logramos y celebramos el trofeo de la Supercopa por primera vez en la historia del club y también la clasificación para la fase de grupos de la UEFA Europa League». Por último, quiso agradecerle «sus servicios y compromiso con nuestro equipo, y sinceramente le deseamos lo mejor para el futuro, tanto a nivel personal como profesional».

Iraola, internacional absoluto con Vicente del Bosque entre 2009 y 2012, no ha podido trabajar con los refuerzos que maneja el club para este mercado (Luis Sastre ya está confirmado y está cerca un extremo izquierda también conocido de la Liga) ha vivido en Chipre dos momentos que difícilmente olvidará respecto a su etapa como jugador: le expulsaron en cinco partidos como entrenador las mismas veces que en toda su carrera deportiva como futbolista (una) y ganó su única final como técnico después de que como jugador hubiese perdido todas las finales que disputó (tres de Copa del Rey, dos de la Supercopa española y la de la Europa League en Bucarest).