«Aspiramos a ganar el Tour con Landa y Quintana»

El alavés y el colombiano parten como líderes del Movistar en la ronda gala que comenzará el sábado en Bruselas

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

«Voy a tener que comer más para que dejen de preguntarme por lo delgado que estoy», contesta Alejandro Valverde, apenas 59 kilos. Le ríen la broma Mikel Landa y Nairo Quintana. «He venido a este Tour a ayudarles, a trabajar para nuestros dos líderes», aclara el actual campeón del mundo. «Tenemos dos opciones», apostilla el mánager del Movistar, Eusebio Unzúe. «Este equipo ya ha ganado varias veces el Tour. Y ahora aspiramos a ser los vencedores», apuesta ya en Bruselas, donde el sábado comenzará esta edición de la ronda gala dedicada al belga Eddy Merckx.

Landa, cuarto en 2017 y séptimo el año pasado, viene del Giro, de rozar allí también el podio. «Lo acabé bien y me he recuperado. Sé que como no he competido desde entonces lo notaré los primeros días, pero sé que estoy bien», asegura. Y sin Chris Froome, baja por caída, la ambición de todos sus rivales crece. Mucho. «El equipo Ineos tiene a Thomas, último ganador, y hay que ver cómo responde Bernal. Si están a un gran nivel, cerrarán la carrera; si no, será más abierta. Florecerán las ganas de los demás», pronostica el alavés.

Antes de la montaña, que este año tiene siete puertos por encima de los dos mil metros, hay que sobrevivir a las trincheras de la primera semana, la del estrés y las caídas. «Va a ser como siempre, un sálvese quien pueda -lamenta Unzúe-. Todo el mundo quiere espectáculo, pero no puede ser a cuenta del riesgo de los corredores. Me gustaría que todo esto se humanizara un poco». En cualquier caso y con casi cuatro décadas en la caravana del Tour, el técnico navarro sabe que «el Tour lo gana el más fuerte, el más regular». Y dice que tiene dos cartas para ir a por la partida, Landa y Quintana. En el Giro le salió bien: ganó Carapaz bien escoltado por Landa, cuarto a apenas 8 segundos del podio.