Froome se conjura para volver a su «mejor nivel»

Froome saluda desde su habitación en el hospital de St. Etienne. /twitter
Froome saluda desde su habitación en el hospital de St. Etienne. / twitter

El británico, de 34 años, necesitará seis meses de rehabilitación para soldar sus huesos rotos y retornar a la competición

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

«Sé la suerte que tengo de estar hoy aquí y cuánto debo a los médicos y al personal sanitario de la carrera». Desde la habitación del hospital de Saint Etienne donde se recupera de la tremenda caída que sufrió el miércoles en el Dauphiné, Chris Froome ha enviado su primer mensaje. Operado ya de sus fracturas en un fémur y un codo, y con las molestias que generan sus costillas rotas, el británico asume que necesitará varios meses para volver a subirse a una bicicleta y ser competitivo. Pero no renuncia pese a haber cumplido 34 años y tener ya en su palmarés cuatro ediciones del Tour, una del Giro y dos de la Vuelta (si al final le dan la del descalificado Juanjo Cobo). «Hay un largo camino de recuperación, pero comienza ahora y estoy completamente dispuesto a volver a mi mejor nivel», se propone.

El ciclismo se ha volcado con él. No deja de recibir mensajes de ánimo. Froome es un campeón educado, respetuoso. Sin un mal gesto ni con sus rivales ni con el entorno de la caravana ciclista. «Quiero mostrar mi agradecimiento por el apoyo abrumador que me ha llegado. Obviamente, es un momento difícil, pero ha cogido mucha fuerza estos días por el cariño que me han trasladado», señala. Y extiende su felicitación al equipo médico de los hospitales de Roanne y de Saint Etienne, «que han ido más allá del deber».

La rápida intervención de los sanitarios del Dauphiné, en colaboración con los bomberos de la zona, controló una situación que llegó a ser crítica. Froome se cayó mientras inspeccionaba el trazado de la contrarreloj, en un descenso. Una ráfaga de viento le desplazó e impactó contra un muro a casi 60 kilómetros por hora. El ciclista irlandés Daniel Martin iba a apenas unos metros y lo vio todo. «Pudo haberse matado», declaró. Ahora, tras perder dos litros de sangre en el quirófano, Froome inicia su reconstrucción. La lista de campeones que volvieron tras unas lesiones así es larga. Algunos lo lograron otros no volvieron a ser los mismos. Froome, con el pulgar en alto desde su camilla, quiere ganar la carrera contra el infortunio que le impulsó hacia aquel muro. Este año no disputará ni el Tour ni la Vuelta. Pero aspira a volver en 2020 a su mejor nivel.