Motociclismo

María Herrera: «Por ser chica me han cerrado bastantes puertas»

María Herrera en una foto de archivo./AFP
María Herrera en una foto de archivo. / AFP

La piloto española debuta este año en Supersport 600 y en la nueva categoría de MotoE, en las que será la única mujer. Aspira a lograr en un futuro ser campeona del mundo

Beatriz Garnández
BEATRIZ GARNÁNDEZ

María Herrera (Toledo, 1996) es una pionera en el mundo de las motos. A sus 22 años, la piloto española atesora un buen palmarés y debuta este año en SuperSport 600 con y en MotoE, donde será la única mujer en competir sobre una Yamaha YZF-R6 del equipo MS Racing. Sus triunfos le avalan. En 2013 fue la primera chica en ganar una carrera del Campeonato de España de Velocidad y es la primera que ha logrado sumar en tres categorías: Moto3, Supersport300 y Supersport 600. En su cabeza tiene un sueño claro: «Tengo que ser campeona del mundo cueste lo que cueste».

- ¿Cuándo empieza su pasión por las motos?

- Desde los cuatro años ya recuerdo que mi padre nos montaba. Al principio fue como un hobby, pero luego como me gustaba la competición me apunté a hacer carreras a los seis años.

- ¿Se encontró con alguna dificultad cuando quiso dedicarse a esto profesionalmente?

- Sí, cuando creces y demuestras que eres rápida y vales para ello te ponen bastantes piedras por el hecho de ser chica. Yo creo que por ser chica me han cerrado bastantes puertas porque no gustaba que una estuviera delante y demostrara que puede ganar. Yo entré al Mundial campeona de España y hay mucha gente que está ahí y no ha hecho resultados.

- Cada vez la mujer tiene más visibilidad en el mundo del deporte, ¿cómo ha visto esa evolución?

- A mí me gusta bastante que por ejemplo radios o televisiones estén dando más apoyos a las chicas y a los deportes. Me sorprenden las desigualdades que hay todavía porque las mujeres hacen el mismo fuerzo y lo hacemos igual de bien, no sé la diferencia que ven para que no cobremos lo mismo. Yo entreno igual que ellos, no sé por qué debería cobrar menos. En motos hace falta fuerza pero también técnica y hasta el momento yo no noto diferencia con los chicos.

- ¿Cuál ha sido su mayor apoyo?

- Mi familia es la que ha estado desde siempre al pie del cañón, si no fuera por ellos en 2016 lo hubiésemos dejado. Ahora mismo muy poquitos están cobrando y todavía no se puede vivir de este deporte. Vas cobrando de marcas de ropa, cascos... pero todo lo inviertes en entrenar y en las motos.

- Debuta este año en Supersport 600 pero fue la primera mujer en sumar en Moto3, en Supersport 300 y ahora en 600. ¿Qué suponen estos logros?

- Demuestro que soy competitiva, que tenía razón desde que me fui de Moto3 de que en todas las categorías puedo serlo. Abro puertas a las mujeres para que se den cuenta de que también se pueden conducir motos más pesadas, la que llevo ahora son 160 kilos más la gasolina, y la moto eléctrica pesa 260 kilos y este año ya voy a correr con ella. Abro un poco la mentalidad para la gente que piensa que las chicas no pueden.

- ¿Qué diferencias ha notado entre las tres categorías?

- La Moto3 es una moto de carreras, más rígida, corre menos, 250. El año pasado la 300 era una moto más de juguete y la de éste corre bastante, 280, y a mí me gusta más. Es como que puedes estar arriba con menos dinero. En Moto3 si no tienes un buen equipo y mucho dinero no es posible. Y en 600 si consigues un patrocinio que te ayude puedes conseguir estar delante seguro.

- Es la única mujer en la categoría de 600...

- Sí, estoy acostumbrada (Risas). Siempre he estado sola, igual hemos coincidido algún en año en alguna categoría Ana Carrasco y yo pero siempre he estado sola y yo lo llevo bien, me llevo bien con los compañeros y estoy muy a gusto.

'Top 10' y Mundial

- ¿Objetivos para este año?

- Si conseguimos una moto cómoda como el año pasado, demostraré que puedo estar delante y si acabo haciendo una carrera en el 'top 10' sería muy guay.

- ¿Confía en ello?

- Sí, el problema es que el equipo de este año es muy joven, pero si hubiera tenido la moto del año pasado estoy entre los diez primeros en la primera carrera seguro. Los tiempos del año pasado eran para estar ahí.

- Ya lleva dos carreras puntuando de forma consecutiva...

- Ya estamos en un grupo en el que la gente tiene motos muy buenas y nosotros somos bastante humildes. Estar ahí luchando es muy bueno para nosotros y Yamaha lo está viendo.

- ¿Un sueño por cumplir?

- Tener un equipo con experiencia para luchar por el Mundial. Yo tengo que ser campeona del mundo cueste lo que cueste. Tengo 22 años y aún me queda carrete.