San Mamés vuelve a abrir sus puertas a las rojiblancas

El ambiente contra el Atlético fue espectacular. /Fernando Gómez
El ambiente contra el Atlético fue espectacular. / Fernando Gómez

El club anuncia que el partido del 31 de marzo contra el Levante se jugará en La Catedral, que ya batió todos los récords europeos de asistencia en el duelo de Copa ante el Atlético

Robert Basic
ROBERT BASICBilbao

El Athletic femenino volverá a jugar en San Mamés dos meses después de reventar todos los registros europeos relativos a la asistencia en partido de fútbol femenino. El club ha anunciado este jueves que las rojiblancas recibirán al Levante el próximo 31 de marzo en La Catedral, que abrirá sus puertas a las futbolistas de Joseba Agirre y a buen seguro registrará otra entradas para el recuerdo. Todavía retumban los ecos de las 48.121 gargantas en el choque copero frente al Atlético, una imagen que dio la vuelta al mundo y puso en el escaparate una afición y un campo volcados con sus jugadoras. Aquel choque se perdió por 0-2, pero se ganó en visibilidad y en proyección de un deporte que poco a poco se va despegando de los estereotipos que le rodean. Ibaigane ha trasladado también que informará en los próximos días sobre el «procedimiento para la adquisición de entradas». La última vez se funcionó con invitaciones y la entrada era gratuita, previa impresión de localidades.

El encuentro contra el Levante, uno de los equipos punteros de la Liga Iberdrola y que ya se impuso a las bilbaínas en la primera vuelta (2-0), corresponde a la jornada número 26 y está programado para la una de la tarde. Una buena hora que anticipa una mejor entrada, sobre todo porque se trata de un domingo y que permite empalmar el fútbol con la comida. Un gran plan familiar que, como pudo verse ante el Atlético, y eso que aquel partido se disputó por la tarde, congrega a muchos jóvenes en las gradas. Ahora mismo el conjunto valenciano es tercero, justo por delante del Athletic, que se sigue a ocho puntos. Antes de recibir al cuadro granota, las de Joseba Agirre viajarán este fin de semana a Tenerife y luego harán de anfitrionas al Espanyol. De hecho, actuarán dos veces seguidas como locales antes de cerrar el mes de marzo.

El césped de San Mamés estará en perfectas condiciones porque los hombres de Gaizka Garitano jugarán el viernes 29 en Montilivi frente al Girona. Es más, la alfombra dispondrá de dos semanas de cuidados hasta que el Athletic y el Levante lo pisen el último día del mes. Tras el choque de este sábado frente al Atlético habrá parón por selecciones y los rojiblancos no volverán a competir en su casa hasta el 3 de abril, cuando curiosamente, recibirán también al Levante. Solo 72 horas más tarde que sus compañeras de club y profesión.