El Athletic apuesta con firmeza por el fútbol femenino y profesionaliza su segundo equipo

Plantilla del Athletic femenino B de la presente temporada. /Athletic Club
Plantilla del Athletic femenino B de la presente temporada. / Athletic Club

El club presenta el proyecto deportivo de la sección y está elaborando un plan estratégico que «nos dirá dónde estamos ahora y dónde vamos a estar en 2022»

Robert Basic
ROBERT BASICLezama

El Athletic quiere reforzar los cimientos y la estructura del fútbol femenino y traslada un mensaje contundente de que esta sección es su firme apuesta de futuro que ya empieza a ser visible en el presente. El club ha trazado este martes en Lezama las líneas maestras de su proyecto deportivo con el que busca afianzarse en la élite y profundizar en los conceptos de mejora y formación que deberían blindarle en un mundo cada vez más competitivo. El peso de la presentación ha recaído sobre todo en el director deportivo, Joseba Agirre, quien ha contado con el apoyo de Juan Luis Fuentes, responsable de metodología, tecnificación y fútbol externo, y de Iñaki Alonso, la persona encargada de formación y protección a la infancia. Entre los tres han desglosado las principales características de un plan ambicioso e integral que tiene por objetivo convertir Lezama en un «centro de alto rendimiento»; es decir, en una fábrica de talentos de la que extraer a las mejores jugadoras para luchar con garantías en una liga «cada vez más complicada».

No hay vuelta atrás y en estos momentos el Athletic femenino cuenta con su propia estructura y trabaja con total autonomía en la factoría rojiblanca. «No la compartimos con nadie», ha precisado Agirre, quien de todas formas ha aclarado que se aprovecharán las sinergias del club y que se compartirán «herramientas de trabajo» a todos los niveles. Los dos modelos convivirán en armonía y rentabilizarán los espacios comunes, de los que beberán ambos sectores, pero las chicas disponen de departamentos exclusivos y esta tendencia se irá reforzando en el futuro. El club ha decidido apostar con fuerza por la sección femenina y, de hecho, ha decidido profesionalizar al segundo equipo. La Liga obligaba a contar con al menos cuatro jugadoras con este tipo de ficha e Ibaigane ha ido más allá y ha extendido la cobertura a toda la plantilla. «Han hecho un gran esfuerzo», ha reconocido el director deportivo, quien ha avanzado que se procederá a la mejora de los acuerdos con los equipos convenidos –son 34 en la actualidad–, que se puesto en marcha una hoja de ruta nutricional específica y que se está elaborando un plan estratégico para definir las principales vías de actuación de aquí a 2022. «Se trata de ver dónde estamos ahora y hacía dónde vamos a ir», ha dicho Agirre.

La estructura ha sido reforzada y dotada de nuevas herramientas para avanzar en el camino trazado. Incluso se ha incorporado una ojeadora en Navarra con la intención de cubrir todas las áreas de influencia y captar antes y mejor. Los tres ponentes han insistido en que la «detección y captación» del talento es fundamental si el Athletic quiere progresar y ser un equipo referencia en el ámbito femenino. Agirre ha comentado que el proyecto descansa sobre tres pilares fundamentales definidos como «misión, visión y valores». En el primero de ellos, «se trata de que el mayor número de chicas lleguen al primer equipo»; en el segundo, que «Lezama se consolide como un centro de alto rendimiento»; y en el último, que los principios como «respeto, solidaridad y compromiso», entre otros, guíen a las futuras profesionales. «Es nuestro mejor arma», ha advertido el director deportivo, quien ha añadido que esta forma de comportarse y competir debe ser una actitud inexcusable «cada vez que nos ponemos la camiseta del Athletic».

Contexto y movilización

El Athletic está obligado a reinventarse, actualizarse y dotar de todas las herramientas posibles a su sección femenina, que en estos momentos cuenta con cinco equipos –élite, filial, territorial, cadete e infantil– y «más de cien» chicas dedicadas a la práctica habitual de fútbol. «Cuando yo empecé aquí hace cuatro años había 35 extranjeras. El pasado curso fueron 91 y ahora son 106, de las cuales 43 han participado en el último Mundial», ha desvelado Agirre. «Y seguimos compitiendo. Debemos dar valor a lo que hacemos», ha subrayado. El vizcaíno ha insistido en la necesidad de atraer a más jóvenes porque, según ha apuntado, en estos momentos hay 1.045 fichas de niñas futbolistas en Bizkaia y 2.243 de baloncesto. «Debemos trabajar para captarlas», ha indicado, no sin antes recordar que «ocho de cada diez niños hacen deporte por seis de cada diez niñas». De hecho, el fútbol es la cuarta opción entre las chavalas vizcaínas.

Los tres profesionales han insistido en que el Athletic no puede fallar en la ecuación detección-selección-formación. «No vale con ser buenos, aquí tenemos que ser los mejores». En este sentido, Iñaki Alonso ha resaltado la importancia del «plan estratégico» porque es la «hoja de ruta de lo que queremos hacer». Ha puesto el acento además en la «atención integral» que se presta a las jugadoras y ha recordado que el club es «pionero» en el tema de la protección a la infancia y creación de espacios seguros para las chicas.

En cuanto a la metodología, Fuentes ha reconocido que el contexto del fútbol femenino actual «nos obliga a ponernos las pilas». Ha explicado que no habrá dos departamentos, sino uno solo, «el del Athletic». Dentro de la autonomía de las dos sección, según ha avanzado, «compartiremos recursos y conocimiento. Queremos generar las mejores condiciones para que las jugadoras lleguen al primer equipo y para ello debemos darles la mejor formación». El foco siempre estará puesto en el «desarrollo de la futbolista» y luego se trabajará con un «estilo común» en todas las categorías. El responsable de metodología ha hablado de un modelo de juego «combinativo, dinámico y presionante», aunque no ha cerrado puertas a modificaciones con la idea de «trabajar con otras situaciones». H especificado que la sección femenina cuenta con profesionales de la captación en «Bizkaia, Gipuzkoa, Álava y Navarra» y que las redes empiezan a extenderse por «Iparralde». Además, Fuentes ha destacado la importancia de los clubes convenidos y ha desvelado que ahora se les «paga más».

La apuesta por la evolución del fútbol femenino es evidente y conlleva una inversión mayor. Hay más equipos, la estructura es profesional y esto también se traduce en un mayor presupuesto. ¿Cuánto? «Bastante», ha acotado Agirre.