Ciclismo

Luisa Ibarrola: «Ahora quiero estar en el Mundial»

Luisa Ibarrola consiguió también en Pontevedra la tercera plaza absoluta./SANDRA ESPINOSA
Luisa Ibarrola consiguió también en Pontevedra la tercera plaza absoluta. / SANDRA ESPINOSA

La alavesa, que este año competirá en el Bizkaia-Durango y ha revalidado el título de campeona de España sub'23, ha ido de menos a más durante esta temporada

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

Luisa Ibarrola (Saratxo, Amurrio, 2000) viene de revalidar su título nacional sub'23 en ciclocross y colarse ya en el podio élite. Por detrás de las dos mejores especialistas, Aida Nuño y Lucía González, la alavesa demostró en Pontevedra que progresa en esta especialidad a base de constancia y de competir. Nada mejor que hacerlo con las mejores, en Bélgica, cuna del ciclocross, donde ha disputado dos Copas del Mundo además de otras tres pruebas internacionales. Ahora aspira a estar entre las elegidas para disputar el Mundial de Dinamarca (2-3 febrero). Después llegará la temporada de carretera con su nuevo equipo el Bizkaia-Durango. Entre tantos compromisos deportivos y obligaciones universitarias, estudia Fisioterapia, atiende a la llamada de EL CORREO.

-¿Sorprendida por su excelente resultado en el campeonato de España?

-Era uno de los objetivos de la temporada. Revalidar el título sub' 23 era algo que me hacía mucha ilusión, pero nunca es fácil repetir triunfo. Quizás no me esperaba la tercera plaza en la categoría absoluta porque el nivel está muy alto. Estoy más que satisfecha.

-¿La carrera fue tal y como tenía planificada?

-En las primeras vueltas ya se distanciaron Aida Nuño y Lucía González junto con la sub'23 Paula Díaz. En la tercera pararon por la estrecha vigilancia que tenían y eso me vino bien para recortar segundos y meterme con ellas en el grupo. Pero de nuevo se atacaron Aida y Lucía y me quedé con Paula para la pelea con el título sub'23. A 500 metros, ella tuvo un pequeño problema y yo lo aproveché para tirar hasta meta.

-Aída Nuño ha logrado su séptimo título nacional ¿es inalcanzable por el momento?

-Uff, aún me queda un largo camino para estar a su nivel. Es cierto que el circuito era muy rápido y eso facilitó que no nos sacáramos mucha diferencia, pero tanto Aida como Lucía están un paso por encima de todas las demás.

-¿Cree que los resultados son fiel reflejo de su progresión y más en su primer año con un equipo profesional?

-Es cierto que empecé la temporada baja de forma, pero con más carreras en las piernas he logrado llegar en buenas condiciones a esta cita tan importante. En categoría sub'23 soy de primer año y de las jóvenes. Tengo que mejorar.

-¿Ha ayudado en esa progresión su presencia en varias pruebas de la Copa del mundo?

-Sin duda. Hago un balance positivo porque he estado compitiendo mucho a nivel internacional y eso implica una gran exigencia, además de mucha experiencia. He estado todas las Navidades fuera de casa, pero ha merecido la pena. En esas carreras, he podido coger un punto más de forma y de ritmo y, sin duda, me ha servido para mucho.

«Una gran experiencia»

-Entre sus cinco pruebas internacionales, ¿se queda con alguna en especial?

-Todas me han servido. La primera fue en Namur, y saliendo con tantas chicas, cerca de 80, pude sobrevivir (risas). Tres días después, en Zolder, pude aguantar como pude ante tantas rivales, cosa a la que no estaba acostumbrada. Las otras tres no fueron Copa del mundo, pero con mucho nivel. El balance es muy positivo.

-¿Son circuitos más complejos que los de España?

-Son diferentes. Aquí estamos acostumbrados a un circuito más o menos pequeño, o por decirlo mejor, que en unos pocos metros de campa hay un montón de parte del circuito porque al final tienes más curvas.

-¿Acudir al Mundial de Dinamarca es su segundo objetivo?

-(Risas). Bueno, vamos poco a poco. No sé si iré a una prueba de la Copa del mundo en Francia y luego hay otra en Holanda. Después llega el Mundial y ojalá me lleven. El año pasado ya estuve y fue una gran experiencia.

-Cuénteme sus planes en carretera de la mano de su nuevo equipo el Bizkaia-Durango

-Lo que me ofrecían me gustaba y quiero seguir usando la carretera como preparación para el ciclocross. Seguiré aprendiendo de mis compañeras y de las salidas al extranjero. Me estreno en Valencia a mediados de febrero y luego haremos alguna clásica por Bélgica y Holanda y hasta junio sin parar.

-¿Merece la pena tanto sacrificio?

-Por ahora sí. Intento compatibilizar mis estudios de fisioterapeuta con la exigencia de la competición. Mi vida ahora mismo es bici y estudiar, pero yo estoy contenta.