Derrota ante un excelso rival

Las vitorianas no tuvieron opción ante el poderoso equipo salmantino./José Vicente
Las vitorianas no tuvieron opción ante el poderoso equipo salmantino. / José Vicente

El equipo vitoriano solo pudo competir durante cinco minutos para caer definitivamente tras un terrible parcial de 32-8 en el tercer cuarto

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

El polideportivo Wurzburg fue testigo del enésimo recital de su equipo. La sinfonía de este Perfumerías Avenida es perfecta, aunque en Euroliga desafine más de la cuenta esta temporada. Nada como introducir a un gran equipo elementos motivadores extra, tales como un nuevo entrenador, aunque viejo conocido como es Miguel Ángel Ortega, una campeona mundial llamada Jewell Loyd o un flamante fichaje, como la americana con pasaporte húngaro Cyesha Goree que no pudo debutar en la matinal dominical.

Ante un escenario tan imponente, Rpk Araski fue cargado de ilusión y de esos deseos que casi nunca se cumplen. Aquello de que todos los astros se puedan alinear para dar la monumental sorpresa. Nada de eso sucedió. Las alavesas, que venían de ganar a equipos de su liga, Durán Ensino y Baxi Ferrol, afrontaban el mayor de los escollos con mucha dignidad durante los primeros cinco minutos, llenos de atrevimiento y cierto control del juego. Al ritmo de las vitorianas se jugó en los compases iniciales, hasta el 7-8, tras una canasta de Ariel Edwards que, con 17 puntos, volvió a ser la referencia ofensiva. Comenzó el martillo pilón a golpear más fuerte, a ser más intenso en su defensa, al ritmo de Silvia Domínguez, con la tenacidad de una Belén Arrojo que se reivindicó tras ser secundaria con Lino López. Cada error de las de Urieta era castigado por las charras. Una y otra vez, hasta amasar un parcial 16-0, con balones a Robinson que reinó en el poste bajo ante la inconsistencia visitante.

Los 48 puntos en la pintura hablan con claridad de ese poderío en el juego interior. Y eso que Umi Diallo estuvo más decidida y con más acierto de cara al aro. Pero tener delante a De Souza, Laura Gil o la propia Robinson intimida a cualquiera que trate de interponerse en su camino. Tardó siete minutos el equipo alavés en anotar. Siete eternos minutos de idas y venidas, de bajar a defender sin el premio de anotar. Con la paciencia a prueba, Edwards sumaba un triple para poner el orgullo vitoriano alto, aunque solo fuera por subir el ánimo del grupo. El ímpeto de la andaluza Arrojo y los pequeños detalles de calidad de Loyd ponían un incontestable 39-21 al descanso. Las de Urieta manejaban paupérrimos porcentajes de tiro del 22%. Cuando se quiere hacer todo a la velocidad del actual campeón de Liga, Copa y Supercopa, el margen de error es grande.

81 Perfumerías Avenida

Domínguez (14), Arrojo (14), De Souza (9), Loyd (11), Gil (4) –quinteto inicial–, Elonu (10), Asurmendi (5), Givens (2), García (2) y Robinson (10).

44 RPK Araski

Drammeh (5), Van Den Adel, Diallo (7), Edwards (17), Roberson (9) –quinteto inicial–, García, Molinuevo, Estebas (2) y Pardo (4).

parciales.
19-8, 20-13 (39-21 al descanso), 32-8 y 10-15 (81-44 final).
árbitros.
Juan Morales, Jaime Gómez y Carlos Gallego.

El tercer cuarto albergó el festival triplista de las locales, que empezaron a gustarse viéndose ya tan superiores. Dos de Domínguez, dos de Lloyd, otro de Arrojo, También se unió Asurmendi. Caían como fruta madura del árbol. Sin opción a defenderlos o puntearlos. Otro demoledor parcial de 21-1 trituró a las vitorianas. Ortega movía su banquillo de lujo, para dar salida a la joven Dolores García, otra joya que apunta a ser una promesa en pocos años. La máxima renta de 42 puntos se lograba al cierre del tercer período (71-29). Nada más que contar.

Pasar página

Las salmantinas pensaban ya en su duelo vital de Euroliga, el Araski, en el derbi en Mendizorroza ante Lointek Gernika. Ante la manifiesta superioridad en todo, 17 rebotes más, 14 asistencias más, 56% de acierto de las locales, cinco jugadoras por encima de los 10 puntos, Araski se planteó el pequeño objetivo de arañar algo positivo. Y lo hizo, sin bajar ni brazos ni cabeza, para mantener a raya y sin anotar a su rival durante seis minutos en el último período y llevarse el parcial (10-15). Con una derrota tan abultada y esperada por otra parte , las vitorianas pasan ya página para centrarse en metas más alcanzables. Hoy por hoy, el Perfumerías Avenida es un equipo de otro universo baloncestístico. Toca aprender y continuar.