El Guggenheim logra su récord de verano con 445.000 personas

Largas colas para acceder al Museo Guggenheim. /Ignacio Pérez
Largas colas para acceder al Museo Guggenheim. / Ignacio Pérez

El museo ha acogido a casi 840.000 visitantes hasta el final de agosto, entre ellos un 76% de extranjeros

IÑAKI ESTEBAN

Pasados los veinte años de su inauguración, el Guggenheim no muestra síntomas de agotamiento. Al contrario, sigue sumando récords de visitantes. El último se hizo público este lunes y corresponde a los meses de junio, julio y agosto, los mejores de su historia desde su apertura en octubre de 1997. La suma de los tres meses por lo general más soleados del año arroja la cifra de 445.147 visitantes. Supone el récord de verano y un indicio de que este año terminará con muy buenos resultados.

En los ocho primeros meses, el contador ha subido hasta los 837.500 espectadores. Faltarían 500.000 más para llegar a los 1,32 millones que pusieron el récord histórico del Guggenheim en 2017. Fue este un año atípico porque se celebró el 20 aniversario y la Diputación de Bizkaia regaló entradas a los empadronados en el territorio histórico, de las que se utilizaron unas 100.000.

En todo caso, quedan varios puentes y el 'acueducto' de diciembre por delante, más las vacaciones de Navidad, así que esa cifra de 2017 está en la diana y hay posibilidades de atravesarla. La denominada 'velocidad de crucero' del museo, manera de llamar al objetivo básico del millón de visitantes anuales, está asegurada.

El tirón europeo

Hay cosas que apenas cambian, como el origen de la clientela del museo, con un 76% de extranjeros. Destacan de nuevo los franceses con un 22% del total, entre los que se cuentan los escolares del País Vasco francés que prácticamente cada viernes, durante el curso, desembarcan en la explanada y se bajan después las escaleras del edificio de Frank O. Gehry. Les siguen los italianos, que suben en la lista hasta llegar al 8%. Los británicos alcanzan un idéntico porcentaje. Les siguen los alemanes (6%) y los holandeses (5%). El Guggenheim está siendo este verano más europeo que nunca.

El día de mayor afluencia fue el martes 14 de agosto con 7.715 visitantes, y la media diaria ha sido de 5.345 personas, lo que supera en 148 la media del año pasado. Las muestras de Marc Chagall, Joana Vasconcelos y sobre el último arte chino han contribuido a un periodo veraniego de récord, que podrían terminar en un año con una nueva marca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos