Las mujeres ganan protagonismo en los Max

'Lehman Trilogy', dirigido por Sergio Peris-Mencheta, triunfa con su narración musical del capitalismo y la crisis./sergio parra
'Lehman Trilogy', dirigido por Sergio Peris-Mencheta, triunfa con su narración musical del capitalismo y la crisis. / sergio parra

La gran gala de las artes escénicas, que se celebra el lunes y vuelve a emitirse en directo, parte con mayoría femenina en categorías de peso

Teresa Abajo
TERESA ABAJO

Es buena señal que la gran fiesta de las artes escénicas vuelva a emitirse en directo por televisión, después de que el año pasado quedara relegada a una retransmisión en diferido. El lunes a las ocho de la tarde todo el público podrá seguir a través de La 2, y por primera vez en alta definición, la entrega de los Premios Max desde el Teatro Calderón de Valladolid. En el escenario se citará lo mejor del teatro y la danza del último año, 57 finalistas en 19 categorías -encabezados por Concha Velasco, premio de honor- que merecen toda la luz de los focos.

En su XXII edición, la gala ha elegido como argumento la libertad. «No se trata de hacer algo planfletario, sino de recordar, desde la responsabilidad de los creadores, que trabajamos por la libertad y de ahí surge todo», afirmó ayer la presidenta de la Fundación SGAE, la dramaturga y guionista Ana Graciani. Recordó que entre los finalistas hay mayoría de mujeres (30 frente a 27) y su peso es significativo en las principales categorías: a la mejor autoría teatral optan Lucía Carballal y Lucía Miranda junto a Josep María Miró, y en dirección de escena también son dos de tres (Silvia Munt y Ana Vallés con Xavier Albertí).

'La ternura', comedia shakesperiana de Alfredo Sanzol.
'La ternura', comedia shakesperiana de Alfredo Sanzol. / luis castilla

Tres jurados diferentes

La presencia femenina «ha ido creciendo poco a poco» en unos galardones que buscan «la excelencia». «Los premios no pueden ser paritarios, los jurados sí lo son y también intentamos que haya equilibrio territorial», incide Graciani. Para conseguir la codiciada manzana diseñada por el artista Joan Brossa hay que pasar un largo proceso de selección «con tres jurados diferentes» como garantía de objetividad, «aunque nunca llueve a gusto de todos». Se inscribieron 358 espectáculos, de los que fueron seleccionados 119 y 35 han llegado a la final. Dos producciones del Teatre Nacional de Catalunya son las que parten con más nominaciones: La obra 'Temps Salvatge' tiene cinco y el espectáculo musical 'Els jocs florals de Canprosa', cuatro.

El teatro vasco ha llegado a la final con cuatro espectáculos, aunque en total opta a seis galardones. 'The Opera Locos', producido por Klemark e Yllana, puede llevarse el premio a mejor espectáculo musical o lírico y a mejor vestuario (Tatiana de Sarabia). En danza se han clasificado dos piezas: 'Erritu' de Kukai aspira a mejor coreografía (Sharon Fridman) y mejor intérprete masculino de danza (Eneko Gil). 'La teta de Janet' de Ertza, que el año pasado triunfó con el mejor espectáculo de calle, es finalista en el apartado de composición musical para espectáculo escénico (Hanna Borja). Y 'El viaje de Ulises' de Gorakada Teatro puede llevarse el premio al mejor montaje infantil y familiar.

'Temps Salvatge' habla del miedo en una urbanización fronteriza.
'Temps Salvatge' habla del miedo en una urbanización fronteriza.

La gala durará dos horas, si no se extienden los agradecimientos, y contará con el actor vallisoletano Fernando Cayo como maestro de ceremonias. Es la primera vez que los Max se entregan en Castilla y León y la directora Ana Zamora lidera la puesta en escena junto a Elisa Sanz, que tiene siete Max por su concepción del espacio escénico, y la figurinista Deborah Macías. Aseguran que la gala será «como un día de fiesta, desde la mañana hasta la noche». El proscenio se convertirá en un campo de Castilla con trigo y colores azules y dorados en un espectáculo que conjugará tradición y vanguardia. Destaca la actuación de Silvia Pérez Cruz junto a Amancio Prada, Eliseo Parra, el grupo burgalés LA M.O.D.A, el Nuevo Mester de Juglaría y la Let the children play Big Band.

Las artes escénicas quieren celebrar su gran día apelando a su esencia, «sin copiar las estrategias de las galas de premios cinematográficos», apuntó Fernando Cayo. Además del premio a Concha Velasco, ya se han anunciado otros dos: la compañía alicantina Taules Teatre y la riojana La Garnacha comparten el de teatro aficionado, mientras que el público ha distinguido a la valenciana Groc Teatre por 'Genovese'.