BBVA ultima la venta de su rascacielos en Gran Vía al fondo inversor Angelo Gordon

La torre de la entidad financiera BBVA. /Jordi Alemany
La torre de la entidad financiera BBVA. / Jordi Alemany

La entidad financiera sacó el pasado marzo al mercado la torre, cuyas cinco primeras plantas ocupará Primark, por cien millones de euros

SERGIO GARCÍA

La Torre BBVA parece estar a punto de cambiar de manos. Después de que la financiera pusiera precio a su emblemático rascacielos del número 1 de la Gran Vía de Bilbao, la entidad negocia en exclusiva con el fondo de inversiones Angelo Gordon, una operación que según fuentes próximas estaría lista para el próximo mes de septiembre. Se despejaría así el futuro de uno de los activos inmobiliarios más golosos de la capital vizcaína, convertida de un tiempo a esta parte en campo de operaciones para los fondos especializados en este segmento –o socimis–, revolucionando un mercado recién salido de la crisis y creando nuevas estrategias que se desenvuelven con comodidad en el tejido comercial, hotelero, residencial y, por qué no, de la Administración pública. De hecho, la Diputación de Bizkaia, interesada en recuperar ese emblema del Bilbao industrial y con músculo financiero, ha mostrado su predilección por esta manzana, incluso para albergar esa aceleradora de 'startups' o empresas emprendedoras que lidera Cambridge Innovation Center y para la que las instituciones llevan meses buscando un emplazamiento «céntrico».

Como ya adelantó EL CORREO, el BBVA comenzó el 12 de marzo el proceso de comercialización de este icono de la ciudad, una operación para la que se apoyó en las consultoras Jones Lang Lasalle y CBRE. El edificio, de 21 plantas y 24.000 metros cuadrados, lleva meses remodelando sus cinco primeras plantas para que el gigante irlandés Primark albergue un centro comercial que pretende ser referente en el norte de España y para el que ha suscrito un alquiler de 30 años. La mayor parte del pastel estaba todavía en juego. Y es en este contexto en el que el fondo Angelo Gordon ha venido a imponer su ley. Fuentes conocedoras de la operación aseguran que ya hay un fondo realizando la 'due dilligence' o auditoría interna del edificio, aunque hayan preferido no avanzar ningún nombre por razón de confidencialidad.

Angelo Gordon es un asesor privado dedicado a inversiones alternativas. La firma fue fundada en 1988 y actualmente administra aproximadamente 28.000 millones de dólares. La compañía, señala su página web, «busca generar retornos absolutos con baja volatilidad explotando mercados seleccionados y capitalizando situaciones que no están en la corriente principal de las oportunidades de inversión». La entidad tiene ya experiencia en una amplia gama de estrategias de rentabilidad absoluta para inversores institucionales y de alto patrimonio neto. Su objetivo, ofrecer dividendos consistentes en todos los ambientes del mercado «a través de negocios rentables y estables».

 

Fotos

Vídeos