Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

El primer centro de Euskadi para menores que pegan a sus padres se abrirá en un convento

Imagen de la fachada principal del convento de Santa Isabel, situado junto a río Arratia. /David Olabarri
Imagen de la fachada principal del convento de Santa Isabel, situado junto a río Arratia. / David Olabarri

El edificio de Santa Isabel, en Areatza, acogerá 20 plazas para jóvenes condenados por un tipo de violencia que ha crecido un 30% en el último año en Euskadi

David S. Olabarri
DAVID S. OLABARRI

El Departamento de Justicia del Gobierno vasco tiene previsto abrir en unos dos meses en la localidad vizcaína de Areatza el primer centro específico de Euskadi para que cumplan condena los menores sentenciados por los jueces por agredir a sus padres. Según ha podido saber EL CORREO, el espacio elegido para este centro es el convento de Santa Isabel, de la orden de las Clarisas, que data del siglo XVII. La instalación religiosa, compuesta por tres grandes plantas y un amplio espacio exterior, ha sido «alquilada con opción a compra» por Berriztu, la asociación que gestionará este recurso. La idea es que en un futuro esté habilitado para atender a 20 adolescentes, aunque en un primer momento estará ocupado por 10 menores, además de los profesores, los educadores y los agentes de seguridad.