La ría se desborda

La oposición exige cambios drásticos en el proceso de transformación de Zorrozaurre

Coches aparcados en la ribera de Elorrieta, rodeados de agua. /Iker Salgado
Coches aparcados en la ribera de Elorrieta, rodeados de agua. / Iker Salgado

La apertura del canal de Deusto ha resultado incapaz por sí misma de desaguar la crecida del cauce

Itsaso Álvarez
ITSASO ÁLVAREZ

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Bilbao exigen a la coalición de gobierno (PNV-PSE) un replanteamiento profundo del proceso de transformación de la que desde el pasado mes de octubre es la isla de Zorrozaurre tras el desbordamiento de la ría y las considerables inundaciones que, por segundo día consecutivo, han tenido lugar en esta ribera de la ciudad. Con sus matices, todos los partidos plantean al alcalde Aburto la urgente necesidad de estudiar alternativas tras comprobarse que la apertura del canal de Deusto ha resultado incapaz por sí misma de desaguar la crecida del cauce y ha dejado a los vecinos, esta misma mañana, incomunicados durante dos horas.

Información relacionada

Luis Eguiluz, portavoz del grupo popular, ve necesario realizar «un estudio más serio y avanzado del que hizo en su día Saitek» y que la subida del nivel del agua no se limite a contrarrestarse con el previsto recrecimiento del suelo de la orilla. «Si se ha apostado por que mucha más gente vaya a vivir a Zorrozaurre hay que dar a estas personas, y a las que ya están allí, una seguridad», subraya el representante del PP en Bilbao. «Siempre hemos dicho que un proyecto como este de tan largo plazo es difícil de llevar a cabo en una ciudad que necesita soluciones a corto plazo», advierte Eguiluz, quien se pregunta «dónde están esos enormes depósitos de tormentas que iban a absorber ese volumen de agua» y muestra su preocupación por el desbordamiento sufrido también en el barrio de Olabeaga.

Similares críticas, pero con palabras más duras, realiza Aitziber Ibaibarriaga, la voz de EH Bildu en el consistorio bilbaíno. «Lo que iba a ser la obra del siglo es una chapuza», califica sin tibieza. «Después de gastar millones de euros para abrir el canal, vemos con las primeras lluvias que los problemas se siguen repitiendo y, además, es inaceptable que hoy, y sin avisar a los vecinos, se ha cortado la única vía de acceso que tiene esta isla». En vistas de nuevas crecidas de la ría, el grupo abertzale reclama la instauración de «un protocolo para situaciones de emergencia para que los vecinos no se queden aislados y estén avisados de lo que sucede en todo momento».

Por su parte, la portavoz de Udalberri, Carmen Muñoz, dirige sus críticas al propio Aburto y al partido al que pertenece. Lamenta que, «una vez más», el alcalde «sea impermeable a los problemas de la ciudadanía». «No sabemos si el fin último de este tajo era proteger Bilbao de las inundaciones o inventar una isla para colmar los caprichos del PNV. Mientras este gobierno se obceca en tener un 'Manhattan bilbaíno', la realidad nos demuestra que nos parecemos más a Venecia, pero no por el turismo sino por las inundaciones. Es triste ser al mismo tiempo estrellas de la MTV mientras algunos de nuestros vecinos viven con miedo a las crecidas de la ría», zanja.

Francisco Samir Lahdou, desde Ganemos Goazen, señala que «cualquiera con un poco de cabeza lo veía venir». A su entender, de entrada hay un problema de «prioridades». Las que ha tenido el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Bilbao, diametralmente opuestas a las que hubiera llevado a cabo la formación de la que es portavoz. «Se tenía que haber hecho un dique de contención primero y unos depósitos de tormenta. Además, habría que haber construido un puente en Punta Zorroza y otros que unieran Zorrozaurre con Deusto y San Ignacio. Pero eso no era atractivo. Lo atractivo era tener un Bilbao de postal y un puente de Frank Gehry. Zorrozaurre no necesitaba ser isla», sostiene Lahdou, que va más allá y califica el proceso iniciado de «sinsentido».

 

Fotos

Vídeos