La experiencia de los que dejan la makila

Cuatro alcaldes y una alcaldesa dejan su puesto. / E.C.
Cuatro alcaldes y una alcaldesa dejan su puesto. / E.C.

Los cinco alcaldes de la comarca que abandonan el cargo dejan algunos consejos y muchos recuerdos a sus sucesores

C. RAPOSO / L. PÉREZ BASAURI.

La legislatura que comenzó en el 2015 poco a poco llega a su fin, y con ella dejan el cargo los alcaldes que durante estos últimos cuatro años han estado al frente de diversos Consistorios que conforman la comarca del Nervión-Ibaizabal. En el caso de Andoni Busquet en Basauri, Ibon Uribe en Galdakao, Asier Albizua en Arrigorriaga, Idoia Aginako en Orduña, y Josu San Pedro en Orozko, la despedida es definitiva, ya que ninguno aspira a la reelección. Dan paso a nuevos candidatos que seguramente echarán una guía que les ayude en sus primeros momentos en el sillón.

Los veteranos, en experiencia que no en edad, saben que no es fácil pero también que no hay una receta mágica. «Que quiera a su pueblo y trabaje desde el amor por él». Ese es el consejo que el aún alcalde de Basauri, Andoni Busquet, da a su sucesor como cabeza de lista, Asier Iragorri. Tras dos legislaturas al frente del PNV, ahora el mandatario local se despide con «gran orgullo y satisfacción» por la gestión llevada a cabo. También por haber sido la voz de una ciudadanía que hace ocho años le nombro regidor.

«He vivido muchos momentos en el Ayuntamiento y creo que puedo decir que es una experiencia única e impagable. He podido poner mi granito de arena para hacer que Basauri sea un pueblo mejor», afirma. Sin embargo, lo que más le ha llenado a Busquet han sido las «personas y los momentos vividos con ellas».

En Galdakao, dejará el cargo una de las figuras municipales más representativas desde el 2011, Ibon Uribe. Lleno de orgullo por el trabajo desempeñado, el jeltzale asegura que uno de los momentos «más bonitos» que le ha regalado la ciudadanía nombrándole primer edil ha sido, precisamente, el haber «podido intentar mejorar el pueblo en el que vivo y en el que voy a desarrollar mi proyecto de vida». Tras más de una década gobernando conjuntamente, Uribe explica que no puede dar consejos a su sustituto como cabeza de lista del PNV, Fernando Izagirre que en su opinión lleva el mejor proyecto para transformar Galdakao, y que ante todo, «tiene el pueblo muy presente en su cabeza».

El máximo edil en Arrigorriaga, Asier Albizua tampoco ha querido trasladar recetas a su sustituta en la plancha electoral, Sonia Rodríguez, ya que en su opinión «es una persona cercana y con un claro compromiso con la ciudadanía». El nacionalista pone en valor que cuando él fue nombrado alcalde la crisis estaba golpeando muy fuerte. Pese a no ser los mejores tiempos, Albizua hace un balance positivo porque «hemos realizado una excelente gestión durante este tiempo».

Idoia Aginako, al frente Orduña, tiene plena confianza y seguridad en que su sucesora como cabeza de lista, Itziar Biguri Ugarte, seguirá trabajando y gestionando el Consistorio de un modo «transparente, cercano y participativo», si es elegida alcaldesa. «El tejido humano es fundamental y es lo que nos diferencia», argumenta. La soberanista asegura irse «tranquila y satisfecha» con la gestión realizada en el último mandato del que dice haber «aprendido mucho».

Por su parte, Josu San Pedro al frente de Adie en Orozko no ha sido capaz de hacer balance de los ocho años en los que ha gobernado dicho municipio vizcaíno ya que en su opinión «eso lo tienen que decidir los vecinos». Pese a ello, el actual alcalde se retira con «la conciencia tranquila» y deja paso a Pedro Intxaurraga a quien aconseja «ser fiel a sus principios y tomar decisiones que estén argumentadas por unos criterios que pueda defender».