60 millones para el parque tecnológico de Abanto

El lehendakari y el diputado general acudieron en marzo a la localidad minera para colocar la primera piedra del parque. /Borja Agudo
El lehendakari y el diputado general acudieron en marzo a la localidad minera para colocar la primera piedra del parque. / Borja Agudo

La Diputación dedicará 20 meses a construir los accesos al recinto, que incluyen una rotonda elevada sobre la N-639 y cambios del enlace de la A-8 Gallarta/San Fuentes

IZASKUN ERRAZTI

60,4 millones de euros de inversión pública hasta 2022. Es el precio que las instituciones deberán pagar para estimular con una infraestructura de primer nivel la economía en la Margen Izquierda, una de las comarcas más castigadas de Bizkaia. El Gobierno vasco y la Diputación han sumado esfuerzos para apoyar en Abanto un parque tecnológico que cuando alcance su plena ocupación, a quince años vista, generará unos 2.000 empleos directos de la mano de medio centenar de empresas. Pero hasta que esto ocurra toca gastar, y mucho. En la urbanización de los 505.361 metros cuadrados disponibles en el barrio de San Pedro; en el acondicionamiento de los accesos, y en la construcción de su buque insignia, un edificio que se convertirá en la sede del Energy Intelligence Center (EIC), una iniciativa de la institución foral para impulsar la competitividad de las empresas vascas del sector energético.

La sociedad Parque Tecnológico/Teknologi Elkartegia SA ha suscrito un convenio con las administraciones vizcaína y vasca para sacar adelante un proyecto que echará a andar en una primera fase en el plazo de dos años, y que le supondrá un inversión de 27,2 millones. En función de dicho acuerdo, el Gobierno vasco y la Diputación abonarán 15,5 y 17,6 millones, respectivamente.

Sólo la construcción del edificio central, que incorporará laboratorios, espacios para oficinas y salas polivalentes, exigirá un desembolso de 38,5 millones, mientras que la urbanización de los terrenos superará por poco los 10. Una de las partes más engorrosas del proyecto corresponderá al acondicionamiento de los accesos, una tarea valorada en 11,8 millones de euros que asumirá a la institución foral.

Con un plazo de ejecución de veinte meses, el plan viario contempla la construcción de una nueva rotonda elevada sobre la N-639, que sirve de acceso al Puerto de Bilbao, para alcanzar el campus del parque tecnológico sin necesidad de que se produzcan cruces en los movimientos de entrada y salida. Además, la glorieta servirá para centralizar las trayectorias de aquellos vehículos que, desde Cantabria, abandonen la A-8.

Cambios en la N-639

El proyecto afectará al enlace de la A-8 Gallarta/San Fuentes, que verá ampliado a dos carriles el ramal de salida desde Bilbao, con el propósito de evitar afecciones por la formación de colas en horas punta. Por lo que se refiere a la N-639 la Diputación prevé eliminar los cruces y giros a la izquierda en el tramo comprendido entre la rotonda de El Bao y la nueva glorieta al norte del enlace.

Mientras las instituciones ultiman en los despachos los detalles del proyecto estrella para la Margen Izquierda, ya son una docena las empresas interesadas en formar parte de él. Así, una compañía, cuyo nombre aún no ha sido desvelado, ha reservado una parcela de 6.000 metros cuadrados para instalarse en el futuro parque tecnológico, mientras que otras tres estudian la posibilidad de ubicar también allí sus sedes. Además, ocho firmas han solicitado espacio físico para acondicionar sus oficinas y laboratorios en el edificio que liderará el Energy Intelligence Center (EIC), que actuará como elemento tractor del polígono. Tres serán sus ámbitos iniciales de actuación: el oil&gas, el transporte y la distribución de electricidad y la movilidad sostenible.

En su contexto

2.000
empleos directos generará el parque cuando alcance la plena ocupación dentro de 15 años.
Industria del futuro.
El equipamiento se especializará en industria 4.0 y fabricación avanzada con un objetivo: que el sector industrial alcance el 25% de la economía vasca.
El EIC, el motor.
El Energy Intelligence Center será el motor del parque con tres ámbitos: oil&gas, transporte y distribución de electricidad y movilidad sostenible.
Laboratorios y oficinas.
En su fase inicial, el parque de Abanto incorporará un edificio de 7.700 metros cuadrados que incluirá laboratorios, oficinas y salas polivalentes.