Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

El crimen con mordaza del viudo de Irala, su amante y el ex

El cadáver momificado del hombre de 72 años fue encontrado en octubre de 2007 en su cama dos meses después de que una pareja planeara matarle para quedarse con su dinero

Una patrulla de la Ertzaintza vigila el portal 35 de la calle Irala donde apareció el cadáver./Luis Calabor
Una patrulla de la Ertzaintza vigila el portal 35 de la calle Irala donde apareció el cadáver. / Luis Calabor
Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERAS

El hallazgo de un cadáver momificado en su cama en un domicilio del barrio bilbaíno de Irala en octubre de 2007 destapó un crimen estremecedor. El hombre, un viudo de 72 años con una minusvalía del 80% que le provocaba una ostensible cojera, murió a causa de una mordaza que su asesino le había colocado en la boca. Le habían atado un trozo de tela de camisa en la cara con varias vueltas y un nudo que le oprimió las vías respiratorias y le causó la muerte. La autopsia reveló que el hombre había sufrido una muerte violenta. La Ertzaintza fechó el homicidio en la madrugada del 4 de agosto de ese año. La víctima también recibió golpes porque su cuerpo esqueletizado por el paso del tiempo presentaba dos costillas rotas y un traumatismo en la cabeza.

 

Fotos