Nerea Gil - Mejor endocrinóloga de la red privada en España

«Cuando voy al médico, siento que ni me mira»

La doctora lamenta que «es más caro comer sano que hacerlo a base de comida rápida»./JORDI ALEMANY
La doctora lamenta que «es más caro comer sano que hacerlo a base de comida rápida». / JORDI ALEMANY

«El 'Doctor Google' es peligroso; pongas lo que pongas, las primeras respuestas son siempre muy dramáticas»

Fermín Apezteguia
FERMÍN APEZTEGUIA

La especialista bilbaína Nerea Gil, de la clínica Pinies, ha sido elegida la mejor endocrinóloga y nutricionista de la red privada en los premios 'Doctoralia', que concede la mayor plataforma médica on line, operativa en 21 países. «Es un orgullo», afirma, sabedora de que quienes la han designado son tanto médicos como pacientes, que valoran no sólo el trabajo realizado, sino también el trato recibido.

- ¿De qué se quejan los pacientes?

- Sobre todo de diabetes, problemas de tiroides y obesidad.

- ¿Se les dedica el tiempo necesario?

- No. La sensación que tengo cuando voy al médico es que no me mira. Casi no sabe ni qué le he contado. Yo sí les dedico tiempo, esa es una de las cosas que me ha dado buena valoración.

- ¿No se ha sentido siempre bien cuidada por sus médicos?

- No. Mentiría si dijera lo contrario. No siempre me han escuchado, a pesar de haberme esforzado por explicarme bien. Imagino como se puede sentir un paciente no médico.

- ¿Cuánto tiempo dedica a sus pacientes?

- En primera consulta, unos 20 minutos conmigo, pero primero son evaluados por un médico de Atención Primaria y luego, si es preciso, por un nutricionista. En total, hacen unos 40 minutos con nosotros.

- ¿La empatía del médico cura?

- Es muy importante que el paciente sienta que has entendido lo que le pasa y que le has explicado bien todo.

- Muchos médicos admiten que no entienden a los pacientes hasta que se convierten en uno de ellos...

- Como en casi todo, has de saber ponerte en el otro lado.

- ¿Usted qué tal paciente es?

- Regular. Parece sencillo recetar pastillas, pero cuando te las mandan a ti te das cuenta de que no es tan fácil seguir bien la pauta médica.

- ¿Qué tal médico es internet?

- El 'Doctor Google' es muy peligroso. Pongas lo que pongas las primeras respuestas son siempre muy dramáticas.

- Lo peor.

- Tú escribes 'Me duele el pie' y Google te dice: 'Te vas a morir'. Hay que filtrar mucho. Puedes informarte un poquito, pero lo mejor es que se lo expliques el especialista.

«Hay que concienciarse: todo el secreto es comer bien y hacer ejercicio»

- ¿Por qué hay tanto sobrepeso en Euskadi, siendo una de las zonas donde mejor dieta mediterránea se disfruta?

- No estamos tan mal, pero nuestra vida es demasiado sedentaria. La mayoría de los trabajos son de ocho horas sentado; y la oferta gastronómica es cada vez mayor.

- ¿Por qué cuesta tanto adelgazar?

- ¡No cuesta tanto! Hay que coger buenos hábitos.

- Hay gente que hace mil dietas y no puede con ninguna.

- Es que no hay que hacer ninguna. Lo único que funciona es que te metas menos calorías de las que gastas.

- ¿Ése es todo el secreto?

- Es una cuestión de hábitos, de intentar introducir una forma sana de comer en tu día y día, y de vez en cuando, darte un caprichito.

- Es complicado con cinco días de menú del día o menú escolar.

- En el menú del día siempre hay un plato de verduras, una crema o ensalada; y de segundo carne o pescado, que puede ser al a plancha. Y de postre se puede pedir yogur o fruta pero, claro, es más fácil irse al arroz con leche o las natillas. Los comedores escolares cada vez tienen más dietistas y nutricionistas por detrás.

El azúcar y las modas

- ¿Entonces?

- Hay que vigilar a los niños. Muchos sólo comen lo que les gusta y luego van a casa a merendar y comen todo lo que encuentran.

- ¿Mejor olvidarse de adelgazar?

- No, si te sobra peso. Lo que no se puede hacer es dos meses de dieta y luego querer que todo siga igual. Si haces siempre lo mismo, el resultado final será siempre igual.

- ¿Debería librarse de impuestos la comida sana y penalizarse la menos saludable?

-Sería una buena herramienta. Es más caro comer sano que hacerlo a base de comida rápida.

- Ahora el enemigo es el azúcar.

- Va por modas. El azúcar, la grasa... Hay que evitar el exceso de ambos.

- ¿Le pasará como al aceite de oliva, que ahora es una delicia sana?

- El azúcar también tiene sus modas... Lo que hay que hacer es comer de todo y hacer ejercicio.

«A cualquier edad puedes conseguir disfrutar de algo que pensabas que no te gustaba»

- ¿Le asusta lo que ve en consulta?

- Sí. Quiero pensar que vamos a mejor, pero la diabetes está aumentando a cifras escandalosas. Antes parecía que la tipo dos (adquirida) era de gente mayor, de 50 ó 60 años, pero cada vez veo más gente de 40, incluso niños. Eso sí asusta. Una vez que se empieza, es difícil curarla.

- Pacientes operados de obesidad parece que se curan.

- Se puede revertir volviendo a hábitos saludables, pero es complicado. El daño en el organismo está hecho.

- Pasamos mucho tiempo sentados...

- Hay que moverse. En la consulta veo gente de 30 años que dice que no le gustan las verduras. Así es muy difícil hacer una dieta, porque de plato principal solo te queda la pasta, el arroz y las legumbres.

- Pero el gusto se educa...

- Por supuesto. A cualquier edad puedes conseguir disfrutar de algo que pensabas que no te gustaba.

- ¿Algún día los diabéticos dejarán de pincharse?

- Es complicado. Se lleva muchos años detrás del páncreas artificial, pero no llega. Cada vez, por contra, tenemos más fármacos, más seguros y se insuliniza menos.

- ¿Qué avances contra la diabetes están al caer?

- El mayor avance de los últimos tiempos es un nuevo fármaco que reduce un 30% el riesgo cardiovascular y controla mejor la glucosa. La mayoría de los diabéticos fallece por complicaciones vasculares.

- ¿Algún día controlaremos la epidemia de obesidad?

- Quiero ser optimista, pero los datos no son esperanzadores. Hay muchos pacientes que solo vienen a aprender a comer, pero hay que concienciarse: hay que comer bien y hacer ejercicio, ése es todo el secreto.