«Llevábamos muchos años reivindicando estas rampas mecánicas para Rontegi»

La alcaldesa, Amaia del Campo, inauguró los nuevos accesos rodeada de vecinos. / S. LLAMAS
La alcaldesa, Amaia del Campo, inauguró los nuevos accesos rodeada de vecinos. / S. LLAMAS

El Ayuntamiento de Barakaldo invierte 814.333 euros en los nuevos accesos que facilitarán la subida hasta el ambulatorio

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

Los vecinos del barrio baracaldés de Rontegi ya no llegarán hasta su ambulatorio sin resuello. El Ayuntamiento fabril inauguró ayer los cuatro tramos de rampas mecánicas dispuestas para salvar la empinada cuesta de esta calle, que en algunos puntos supera el 14% de desnivel. «En este barrio llevábamos años reivindicándolas», recordó José Luis Pastor, de la asociación de mayores 'Arrontegiko Nagusiak'. Él apuntó que en la zona vive mucha gente de edad avanzada que verá mejorado su día a día con estos accesos. Solo en su agrupación hay 830 socios.

Las rampas funcionarán diariamente de 7.00 a 23.30 horas. Su instalación le ha supuesto al Ayuntamiento una inversión de 814.333 euros y siete meses de obras. «No ha sido fácil buscar la financiación con la situación de crisis tan importante que atraviesa el Ayuntamiento», aseguró la alcaldesa, Amaia del Campo. Con todo, avanzó que a la actuación desarrollada en Andikollano, que dotará de otras seis rampas mecánicas a las cuestas entre Lutxana y Cruces, le seguirá otro similar en Eguzkiagirre. «Ya se está redactando el proyecto. El trabajo no termina aquí», remarcó.

En el caso de Rontegi, la instalación de las escaleras llega tras años de peticiones. La presidenta de la asociación de vecinos Mendialde, Argiñe Sangrador, advirtió que en 2016 se entregaron en el Ayuntamiento 3.000 firmas solicitando la infraestructura. «Viene de más atrás, desde que urbanizaron el barrio, pero la reivindicación se retomó cuando abrieron el centro de salud en la parte alta», explicó la joven, que también destacó la falta de comercio y hostelería en esa zona del barrio. «Ojalá ayude a revitalizarlo», deseó. Una vez conseguido este objetivo, el grupo pondrá su mira ahora en otras necesidades de Rontegi, como un aterpe para el colegio público.

Seguridad vial

«Esta obra es importante para el barrio y para nosotros», subrayó Rodrigo González, del colectivo de personas con discapacidad física de Barakaldo, Codisfiba. Él fue uno de los encargados de hacer el corte de cinta inaugural. El hombre señaló que el dado ayer es «un paso importante» dentro de los que viene realizando Barakaldo para mejorar la accesibilidad. Precisamente, el colectivo, con más de 35 años de historia y 450 socios, tiene su sede en Rontegi. Muchos de sus miembros usaban hasta ahora los accesos mecánicos del centro comercial Los Fueros para salvar el primer tramo de cuestas.

Las obras también han traído la colocación de barandillas de acero inoxidable y dos nuevos pasos de cebra para mejorar la seguridad vial. Por contra, han supuesto la eliminación de 16 plazas de aparcamiento, que se han intentado compensar con otras tantas en El Castañal.

La inauguración se desarrolló en medio de una nueva protesta por parte de los trabajadores de Usoa, que reivindican el cumplimiento íntegro del convenio colectivo. Además, Irabazi denunció que las rampas son «una cara solución» a la mala ubicación del ambulatorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos