Erandio tiene quien le pinte

El mural que refleja la bajada de goitiberas, situado en la curva del 'txorrillo'. / JORDI ALEMANY
El mural que refleja la bajada de goitiberas, situado en la curva del 'txorrillo'. / JORDI ALEMANY

Cuatro espectaculares murales de grandes dimensiones decoran puntos emblemáticos del municipio

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA ERANDIO.

Cuatro puntos emblemáticos de Erandio se han convertido en un referente del arte urbano. Lo han hecho gracias a unos espectaculares murales que decoran sus fachadas. La nómina la componen una escena de la vida cotidiana frente a la ría que abarca toda una pared junto a la empresa ARN, un bosque con vegetación y árboles en la calle Urdaneta de Altzaga, la tradicional bajada de goitiberas decora la conocida curva del 'txorrillo' en la bajada de Ategorri. La última pieza de gran tamaño echa la vista al pasado para decorar las tapias del cementerio situado en Erandiogoikoa.

Todos ellos son obra del artista Aarón Diego, perteneciente a la empresa de muralismo Wallart. La colaboración con el Ayuntamiento comenzó «hace once años cuando presentamos la escena en el frente de ría. Les gusto la idea y el éxito fue abrumador. Desde entonces hemos seguido haciendo cosas a lo largo de estos años», apunta Diego.

A la hora de seleccionar los temas «hablamos con el Ayuntamiento, para buscar una imagen que tenga relación con el lugar». «Los murales que creamos deben contar una historia y transmitir una sensación». Así la imagen de la ría «representa la inundación de la misma», mientras que en el caso del bosque también ubicado en Altzaga «pretendíamos transmitir una idea de calma».

La curva del 'txorrillo' es el escenario ideal para un proyecto diferente «donde montamos diversas imágenes para dar la sensación de solo una», para reflejar adecuadamente una de las actividades más tradicionales de las fiestas de Altzaga. La última colaboración ha sido la decoración de dos muros en el cementerio de Erandiogoikoa. Para sus autores supuso una experiencia «muy gratificante porque la gente te lo agradece muchísimo».

Fue clave «transmitir sensibilidad para que no desentone con el emplazamiento». «Debíamos ser especialmente respetuosos», recuerdan. El resultado final fue «contar la historia de la gente que en el pasado vivió en ese barrio». Aarón Diego recuerda una anécdota cuando estaba pintando: «se me acercó una señora y me preguntó qué estábamos haciendo. Le contesté que reflejando la imagen de personas que probablemente estaban enterradas en este mismo lugar. Para nosotros fue como hacerles un homenaje a aquellas gentes».

Precisamente la idea de decorar dos tapias del cementerio tiene como objetivo «hacer el lugar más amable recuperando recuerdos que los erandioztarras más mayores seguro reconocen», destacó el alcalde Joseba Goikouria, autor de la idea. Las antiguas paredes deterioradas por el paso de los años en una zona que da a la carretera se ha transformado en «algo muy visual que revitaliza la zona».

Por el momento no esta prevista una nueva colaboración con el Ayuntamiento. Si bien Diego y sus compañeros han continuado dando color al municipio. Uno de sus últimos trabajos fue un mural para la empresa Distiplas. Para sus instalaciones de Asua crearon «un bosque muy revolucionario» que decora su fachada.

 

Fotos

Vídeos