Una marea contra el cáncer

Decenas de nadadores compiten en una de las pruebas de la travesía benéfica en aguas de Zierbena. /Fernando Gómez
Decenas de nadadores compiten en una de las pruebas de la travesía benéfica en aguas de Zierbena. / Fernando Gómez

Zierbena celebró ayer la II Galipa Swim, que reunió a 250 nadadores y recaudó 2.100 euros para Aspanovas

DIANA MARTÍNEZ RUIZ

Zierbena celebró este sábado la segunda edición de la Galipa Swim, una travesía a nado solidaria cuyas ganancias van íntegramente a Aspanovas, una asociación que ayuda a familias con miembros que padecen cáncer. Esta prueba, de la que EL CORREO es patrocinadora, consiguió recaudar un total de 2.100 euros que fueron entregados a Ainhoa Fernández, que forma parte de la asociación.

El evento congregó a centenares de personas, de las cuales unas 250 participaron en la carrera benéfica. En un caluroso día, pero con un fuerte viento, el puerto de Zierbena agrupó a nadadores y espectadores de Madrid, Logroño, Baiona, Orio y de diferentes localidades vascas. La primera categoría en echarse al agua fue la de los txikis; doce pequeñas promesas ante un recorrido de 300 metros. Estos campeones lo dieron todo por la causa. Los primeros en llegar a la meta fueron Urtats Gómez –con un tiempo de 3 minutos y 29 segundos– y Beñat Arrieta –de 3 minutos y 51 segundos–, ambos de Galdakao.

La categoría femenina fue la siguiente en lazarse al mar, con 50 participantes y un recorrido de dos kilómetros por delante. Tras casi media hora, se divisó a la primera nadadora de vuelta, Andrea de la Hera –28 minutos y 6 segundos–, sacando una buena ventaja respecto a las demás. La segunda, Irene Garay, alcanzó la meta a los 31 minutos y 54 segundos. «Me suelo apuntar a las travesías que son solidarias. Anima aportar tu granito de arena a una asociación», expresó De la Hera.

Diez minutos después llegó el turno de la categoría masculina, también de dos kilómetros. Eder Trevilla quedó en primer lugar con 26 minutos y 18 segundos, con casi dos minutos de diferencia respecto al segundo, Iñaki Bildosola –28 minutos y 14 segundos–. «Estoy muy orgulloso porque he ganado en mi pueblo, con mi gente. Con el oleaje y el viento en contra, ha sido más difícil que el año anterior –declaró Trevilla–. Pero lo importante no es ganar, sino aportar para que se pueda curar el cáncer a los niños. Yo participaré todos los años hasta que el cuerpo aguante».

Finalmente, en la categoría de movilidad y visión reducida, también de dos kilómetros, quedó en primera posición Gorka Madariaga –38 minutos y 50 segundos–, delante de Guillermo Guinea –47 minutos y 11 segundos–.

 

Fotos

Vídeos