Al menos doce muertos en un atentado en Túnez contra un autobús de la guardia presidencial

Imagen del estado en que quedó el autobús de la guardia presidencial destruido por el atentado terrorista./
Imagen del estado en que quedó el autobús de la guardia presidencial destruido por el atentado terrorista.

La explosión, provocada por un terrorista suicida, ha herido también de gravedad a 17 policías. El ataque se ha producido en la avenida Mohamad V, una de las principales arterias de la capital

ELCORREO.COM

Un autobús de la guardia presidencial ha explotado hoy en el centro de Túnez matando al menos a once personas y causando numerosos daños, según ha informado un portavoz del Ministerio de Interior. Se desconoce hasta el momento el origen y la naturaleza de la explosión, ocurrida en la avenida Mohamad V, una de las principales arterias de la capital tunecina, a esta hora cortada por los efectivos de la policía. Según distintas fuentes, el ataque se ha producido en las inmediaciones de la sede del Ministerio del Interior, una de las zonas más protegidas del centro de la capital. El consejero de presidencia, Firas Guefrech ha descrito la escena como «atroz».

Con respecto a cómo fue perpetrado el ataque, por el momento se desconoce el 'modus operandi' utilizado por los terroristas aunque distintas fuentes señalaron ayer que la bomba podría encontrarse en el interior del autobús o haber sido introducida en el vehículo por un suicida. Minutos después de producirse el atentado, el país vecino de Argelia cerró sus fronteras con Tunez. De la misma manera, el Gobierno comenzó a estudiar la posibilidad de declarar de forma inminente el estado de alerta y el toque de queda.

Túnez ya ha sido objeto de ataques del Estado Islámico este mismo año. El pasado mes de julio, un terrorista del califato asaltó dos hoteles costeros y asesinó a 32 turistas. Previamente, en marzo, tres terroristas asaltaron el emblemático museo de Bardo, en la capital, y acabaron con la vida de 22 personas. Según varios analistas tunecinos, este es el primer atentado contra las fuerzas de seguridad del país, ya que los atacantes se habían centrado hasta ahora en actuar contra el turismo.