Huelga todos los sábados en H&M por el cierre de la tienda de Max Center

La tienda de H&M del Max Center./
La tienda de H&M del Max Center.

Zubiarte, Ballonti y Artea secundan las movilizaciones de apoyo a los trabajadores del local, que bajará la persiana el 19 de febrero

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

Todos los centros de H&M en Bizkaia suspenderán su actividad a partir de este sábado en protesta por el cierre de la tienda del Max Center. ELA ha anunciado que la «totalidad» de la plantilla de Bizkaia ha convocado una huelga que se repetirá este mismo día con carácter indefinido mientras se resuelve el ERE anunciado por el gigante sueco. La central nacionalista volvió a manifestar ayer de nuevo su rechazo a los intentos de recolocación de las empleadas del complejo baracaldés en «otros establecimientos del país».

ELA interpreta el ofrecimiento como un despido «encubierto en toda regla», puesto que la mayoría de la plantilla la conforman mujeres «con reducciones de jornada y contratos a tiempo parcial». Además de la huelga, los trabajadores realizarán el sábado 26 una concentración de dos horas -desde las once de la mañana a la una de la tarde- frente a las dependencias del complejo baracaldés, que bajará la persiana, con toda probabilidad, el próximo 19 de febrero. Los planes de H&M afectaban en principio a 111 trabajadores y a cinco centros más, además del de Max Center: dos en Oviedo y otros tres en A Coruña, Cádiz y Talavera de la Reina. Sin embargo, la compañía ha dado marcha atrás y decidido mantener abierto este último local al renegociar con los propietarios del inmueble unos alquileres más bajos.

En línea con el cierre llevado a cabo el pasado mayo en la tienda de la Plaza Moyua, ELA, que ha perdido fuerza en el proceso negociador al tratarse de un ERE global y no local -«nuestra representación queda diluida», admitió su portavoz, Marije Fernández-, buscará las «mayores contrapartidas». Si la pasada primavera lograron las «máximas indemnizaciones» (45 días por año trabajado) y ayudas de hasta 7.500 euros para los trabajadores que aceptaron su traslado a tiendas de fuera de Euskadi, ahora apoyarán las recolocaciones de «todo el personal que lo desee», pero además ha abierto el abanico de propuestas.

El sindicato vislumbra por primera vez la posibilidad de que H&M regrese a Bilbao tan pronto como encuentre un local interesante. «Si es así pediremos que priorice la colocación de la gente afectada por esta clausura», afirmó Fernández.