Educación ofrece un plan para recolocar a profesores

Manifestación de profesores de colegios concertados en Bilbao./FERNANDO GÓMEZ
Manifestación de profesores de colegios concertados en Bilbao. / FERNANDO GÓMEZ

El proyecto, con el que quiere contribuir a la solución del conflicto en la red concertada, incluye financiación pública para medidas como el contrato relevo

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

El Departamento vasco de Educación se ha comprometido con los sindicatos de la enseñanza a poner en marcha un plan de recolocación de los docentes de colegios concertados que se queden sin puesto de trabajo -en centros de su sector- ante el cierre de aulas por el descenso demográfico. Este plan incluiría la financiación pública de las medidas que se pongan en marcha, como el contrato relevo.

La consejera de Educación, Cristina Uriarte, informó de este plan, aunque no quiso dar «detalles» por estar en negociación, durante su comparecencia en Vitoria para transmitir su «preocupación» por la gravedad de la situación provocada por el conflicto laboral y el «daño objetivo» que se está haciendo a los estudiantes y sus familias con las huelgas. Uriarte quiso también reivindicar el trabajo «discreto» que su departamento desarrolla en los últimos meses para «ayudar al acercamiento a posibles soluciones».

Treinta reuniones

La titular de Educación argumentó que su consejería puede contribuir a dar una salida al conflicto con «el mantenimiento de los puestos de trabajo», mediante iniciativas como el relevo generacional del profesorado, con jubilaciones parciales y contratos relevo, pero no «inmiscuirse» en el ámbito de la negociación de las condiciones laborales. Eso, dijo, «corresponde» a patronales y sindicatos.

«El departamento no está mirando para otro lado», defendió la consejera, que puso en valor el trabajo que hace su equipo «fuera de los focos mediáticos» y lamentó que «en ocasiones se ha querido utilizar «esta discreción» en su contra» al ser acusados de «no actuar». Precisó que han mantenido 30 reuniones con patronales, sindicatos y familias, y reivindicó esa tarea discreta frente al «cruce de acusaciones», que no son «el camino para la consecución de acuerdos».

La máxima responsable de la enseñanza vasca exigió a patronales y sindicatos que huyan de «posiciones maximalistas» para «salir del bucle» en el que está un conflicto laboral que suma ya 21 jornadas de huelga desde el curso pasado y «garantizar el derecho de los alumnos a acudir a clase con normalidad». Les reclamó que actúen con «responsabilidad» y «modulen» sus planteamientos. «No es un problema irresoluble, en absoluto. Estamos convencidos de que las posiciones no están alejadas», aseguró. «Entre todos tenemos que sacar el conflicto de las aulas», recalcó la consejera, que les pidió «priorizar el interés fundamental, que es, sin duda, el del alumnado».

El conflicto en la red de iniciativa social afecta a 210 colegios, que representan el 70% de la educación concertada vasca. En esos centros trabajan cerca de 9.000 personas y estudian más de 100.000 alumnos. Hay convocadas nuevas jornadas de huelga del 1 al 4 abril y los días 8 y 9 de mayo.