Dos detenidos en Bilbao por robos con violencia e intimidación

Una patrulla de la Ertzaintza, ajena a la información./
Una patrulla de la Ertzaintza, ajena a la información.

Agentes de la Ertzaintza arrestaron ayer en la capital vizcaína por estos hechos a una mujer de 59 años y a un menor, ambos con antecedentes

EL CORREO

Agentes de la Ertzaintza detuvieron ayer en la capital vizcaína a una mujer de 59 años y a un menor por llevar a cabo dos robos con violencia e intimidación. La primera detención se llevo a cabo en torno a las nueve y media de la mañana en el barrio bilbaíno de Matiko. Un varón de edad avanzada, que se disponía a subir a su domicilio accediendo por una rampa, se encontró de repente que algo le trababa las piernas y le impedía caminar. Tuvo que agarrarse al pasamanos para evitar caerse y fue entonces cuando se percató de que una mujer le estaba metiendo el paraguas entre las piernas intentanto tirarle al suelo. Una viandante observó la escena desde fuera del portal e intervino golpeando el cristal para llamar la atención de la agresora. Esta, al verse sorprendida, desistió de su actitud y salió corriendo del portal, siendo retenida por la mujer con la ayuda de otros viandantes hasta la llegada de una patrulla de la Ertzaintza.

Los agentes personados en el lugar escucharon las diferentes versiones de los testigos y procedieron a la detención de la mujer por un delito de robo con violencia a la persona de edad avanzada y agresiones a la ciudadana que logró retenerla. La detenida, con antecedentes por hechos similares, fue trasladada a la Comisaría para efectuar las diligencias correspondientes.

Por otro lado, un menor de edad fue detenido ayer por la tarde en Indautxu poco después de cometer un robo en la pasarela ubicada entre las calles María Díaz de Haro y Licenciado Poza. Al parecer, la víctima se encontraba en el lugar con varios amigos cuando todos ellos fueron abordados por un grupo numeroso de jóvenes. Uno de ellos, amagando sacar una navaja, le requirió la cartera y el teléfono móvil. Además, aprovechando la situación de inferioridad en la que se encontraba el joven, también le obligó a entregarle la cartera.

Tras estos hechos, la víctima si dirigió al puesto de atención al público de la Ertzaintza en la calle María Díaz de Haro para informar de lo sucedido y, poco después, dos agentes localizaron al presunto autor en las inmediaciones. Entre las pertenencias del menor se encontraba la cartera de la víctima con toda su documentación y dinero denunciados, de manera que los ertzainas procedieron a su detención por un delito de robo con intimidación.

El arrestado, que cuenta con antecedentes por delitos similares, fue trasladado a dependencias policiales y, una vez realizadas las diligencias pertinentes y comunicada su detención a la Fiscalía de Menores, fue puesto a disposición de sus padres con la obligación de personarse durante la jornada de este miércoles a declarar ante la Fiscalía.