Dos rotondas calmarán el tráfico en la travesía general de Arteaga

La travesía de Arteaga cuenta con semáforos con pulsador desde hace un lustro. /  MAIKA SALGUERO
La travesía de Arteaga cuenta con semáforos con pulsador desde hace un lustro. / MAIKA SALGUERO

El Ayuntamiento tiene previsto, además, mejorar la accesibilidad y la seguridad a lo largo de esta vía con la ampliación de aceras

IRATXE ASTUI GAUTEGIZ-ARTEAGA.

Reforzar la seguridad vial en la calle Zelaieta, la arteria principal del municipio que divide en dos el centro urbano y por la que circulan a diario numerosos vehículos en sus desplazamientos entre Gernika y Lekeitio, es una de los grandes retos del Ayuntamiento de Gautegiz Arteaga. Para ello, Consistorio y Diputación trabajan en un plan de actuación encaminado a calmar el tráfico y que consistirá en la construcción de dos rotondas, que junto a los actuales semáforos, contribuyan a organizar la circulación en ese tramo de carretera.

De hecho, hace algo más de un lustro, la Administración foral instaló cinco semáforos con pulsador a lo largo de la travesía que obliga a los conductores a respetar el límite de velocidad de 50 kilómetros por hora. «Pero todavía se dan situaciones de peligro que queremos mejorar», anunció el alcalde, Juan Félix Naberan. Uno de las actuaciones programadas para tal fin es la ampliación la acera que discurre por el lado derecho de la travesía, en sentido Lekeitio. «En algunos tramos los viandantes tiene dificultades para pasar debido a su estrechez», reconoció el primer edil.

La Administración local ha reservado precisamente, dentro de sus presupuestos para este año, una partida de 50.000 euros para acometer esta obra. El plan económico de Gautegiz Arteaga, por otra parte, contará para este ejercicio con un montante de 933.207 euros. Esta cantidad supone un incremento de un 9,21%, respecto al año anterior.

Gestión de residuos

Una de las mayores partidas -62.800 euros- se destinará al proceso de adecuación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio, que ha concluido su fase de avance.El mantenimiento de servicios sociales, el abastecimiento agua y el saneamiento, así como la recogida y gestión de los residuos supondrá un desembolso de cerca de 113.000 euros.

El Ayuntamiento ha reservado 12.000 euros para llevar a cabo las labores de desbroce de caminos y otros 24.000 euros para dinamizar actividades culturales y deportivas en el municipio. Se mantendrá también las convocatorias de las colonias infantiles tanto de verano como de invierto para las que se ha reservado 17.100 euros.

Los presupuestos de 2019 también establecen subvenciones «para los negocios o comercios que desarrollen su actividad en la localidad, como la peluquería», matizó Naberan. De hecho, ha reservado una partida de 4.000 euros, «que se conceden repartida por años».