LAS CLAVES

Pedaladas contra la fibrosis quística

Pedro de Armas y Juan Meira, junto a Eva Mendoza y su perro 'perri', conforman el proyecto solidario '2plega2'. / E. C.
Pedro de Armas y Juan Meira, junto a Eva Mendoza y su perro 'perri', conforman el proyecto solidario '2plega2'. / E. C.

Dos vecinos de Jerez de la Frontera recorren estos días la zona sobre bicicletas plegables a fin de visibilizar la enfermedad

IRATXE ASTUI GERNIKA-LUMO.

Pedro de Armas y Juan Meira, dos vecinos de Jerez de la Frontera, se han marcado como reto recorrer 6.000 kilómetros por la geografía española sobre sus bibicletas plegables para apoyar a los afectados de fibrosis quística. «Es una enfermedad durísima que no se conoce lo suficiente», lamenta Meira.

En su trayecto, la dupla gaditana incluye la subida de los 14 puertos de montaña que han conformado la Vuelta Ciclista a España de este año, por lo que de cara a enfilar el Oiz se les puede ver estos días pedaleando por las carreteras de las comarcas de Busturialdea y Lea Artibai. En su gesta les acompaña también la joven Eva Mendoza, «que se encarga de la logística en esta aventura» y su perro 'Perri'. «Nos hace mucha compañía y ha pasado a ser parte de la iniciativa», señala.

Ayer por la tarde, los cuatro integrantes del proyecto denominado '2plega2. Para que ellos vivan' recalaron en Gautegiz Arteaga, donde fueron recibidos por su alcalde, Juan Félix Naberan, y en donde se les brindó cobijo. «Llevamos una tienda de campaña y un hornillo para prepararnos la comida, así que agradecemos mucho cuando alguien nos ofrece su casa o un lugar protegido del frío y la lluvia», contaron.

Hoy, de Armas y Meira tienen previsto llegar hasta Ondarroa y hacer allí un alto en el camino para visitar un colegio. «Allá por donde vamos, nos ofrecemos a los centros para animar a los chavales a que participen en el proyecto mediante la resolución de problemas concretos de personas o familias que sufren la enfermedad», explicaron. La web de la asociación recogerá las propuestas de los alumnos que, tras ser valorados por su originalidad y creatividad, pueden resultar premiados «con formación que les permita vivir experiencias en el extranjero», detallaron.

Esta no es la primera vez que los protagonistas del proyecto solidario en apoyo a las personas que padecen fibrosis quística realizan un viaje de estas características. «El pasado año partimos desde Jerez de la Frontera y recorrimos 3.000 kilómetros hasta llegar a Roma. Conseguimos recaudar cerca de 7.000 euros por la causa», recuerda Meira.

Proyectos con premio

Este abogado de profesión no ha dudado en abandonar su puesto de trabajo para embarcarse en la aventura de pedalear España a fin de visibilizar la enfermedad. La misma decisión tomó también en su día su compañero, que antes de subirse a la bicicleta ejercía de director en una empresa de educación. «Esto nos llena más, de alegría y de cariño», confirman.

De momento llevan dos meses recorriendo la piel de toro y calculan que aún les quedan por delante «cuatro más hasta completar todas las comunidades». Desconocen dónde celebrarán las próximas Navidades, «aunque a mi me gustaría que fuera en Soria porque son un enamorado de Antonio Machado y sus Campos de Castilla», apuntó Meira. Tienen claro que «preferimos hacer esto que arrepentirnos por no haberlo hecho».

 

Fotos

Vídeos