El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
tormenta
Hoy 15 / 21 || Mañana 14 / 18 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Día de Euskadi: ¿una fiesta con fecha de caducidad?

POLÍTICA

Día de Euskadi: ¿una fiesta con fecha de caducidad?

El lehendakari presidirá mañana la recepción oficial para celebrar el aniversario del Estatuto, un acto con el que no comulgan los partidos nacionalistas

24.10.11 - 02:15 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Mañana se celebrará el Día de Euskadi, y lo hará por primera vez como una fiesta marcada en rojo en el calendario. La elección del 25 de octubre no es una cuestión baladí. Responde a la fecha en la que en 1979 fue aprobado en referéndum el Estatuto de Gernika y también al aniversario de la abolición de los Fueros, allá por 1839.
Sin embargo, la elección de este día en concreto, en el que el País Vasco accedió a un nivel de autogobierno sin precedentes, para celebrar esta efeméride no ha estado exenta de polémica. Más bien lo contrario. La iniciativa nació hace dos años a raíz de una propuesta del PP que dividió al Parlamento vasco. PSE y UPyD votaron a favor, mientras que las formaciones nacionalistas, para las que el marco estatutario se ha quedado pequeño, se opusieron en bloque a su aprobación. La falta de consenso y el nuevo escenario político abren la puerta a una pregunta: ¿Tiene esta fiesta fecha de caducidad?
El Gobierno vasco y el partido que lo sustenta lo tienen claro. No solo no contemplan que esta celebración toque a su fin ante un hipotético regreso de los nacionalistas a Ajuria Enea en 2013, sino que esperan «que sea el principio de algo mejor: que la sociedad reconozca este día», afirma el 'número dos' del grupo parlamentario del PSE, Oscar Rodríguez.
Los socialistas protagonizaron una defensa a ultranza de esta iniciativa en la Cámara de Vitoria, confiados en que sirva como «una pequeña piedra» hacia un mayor acuerdo político. Fue Jesús Eguiguren el que, en una de sus pocas intervenciones en el hemiciclo, apostó por el 25 de octubre como fecha «clave» para esta festividad. La misma en la que, como bien recordó, el PNV trató sin éxito de sacar adelante el 'plan Ibarretxe'.
El consenso, sin embargo, no fue posible. Las formaciones nacionalistas se han encargado estos últimos dos años de hacer patente su malestar. Si bien algunas declinaron asistir a las últimas recepciones organizadas por el lehendakari, Patxi López, con motivo del aniversario del Estatuto y del recién instaurado Día de Euskadi, otras, como el PNV, se han limitado a enviar una representación institucional. En ambas ocasiones no acudieron como partido y todo apunta a que la historia se repetirá mañana.
De hecho, los jeltzales, con Iñigo Urkullu a la cabeza, han convocado un acto propio en la Casa de Juntas de Gernika, con el que buscarán marcar perfil propio frente al discurso que, horas después, pronunciará López en la Lehendakaritza. Hasta ahora, el PNV se había negado a participar en «fastos» organizados para celebrar el «incumplimiento» del Estatuto, como proclamó el año pasado el líder del EBB.
La postura jeltzale resultó cuanto menos chocante, dado que solo unos días antes sus dirigentes se mostraban alborozados por el valor histórico del acuerdo de transferencias suscrito con José Luis Rodríguez Zapatero. «Ellos han defendido el Estatuto en Madrid», subraya el presidente del PP vasco. Antonio Basagoiti censura la posición de los peneuvistas, a los que acusa de «marcar diferencias» cuando «lo que hace falta es más pedagogía y mano tendida». «Este momento es más que nunca para unirnos», señala, con la declaración de cese definitivo de la violencia por parte de ETA aún palpable en sus palabras.
«Normalidad institucional»
En Sabin Etxea se apoyan, precisamente, en la falta de una postura unánime sobre el Día de Euskadi para expresar su oposición a una cita que, según añaden, «no ha hecho falta institucionalizar en treinta años». «Una fiesta de estas características tiene que ir avalada por un consenso más amplio», sostienen. En el PNV descartan que de llegar de nuevo al Gobierno vasco su «prioridad» sea eliminar esta festividad o «modificar todo lo que han hecho los socialistas». «Un país serio no cambia de fiestas cada dos por tres, hay que tener una normalidad institucional», explican.
Ahora bien, «si hay una propuesta para modificarla, intentaremos que se haga con un consenso mayor que el que tiene la actual», apostillan. Y es que los jeltzales, que hasta la fecha habían reivindicado el cumplimiento íntegro de la Carta de Gernika, consideran ahora que el Estatuto no es la meta final e incluso han planteado su reforma para incluir el derecho a decidir.
En ese objetivo coinciden todas las formaciones nacionalistas. EA, que votó en contra del Día de Euskadi, apuesta por eliminar esta fiesta porque tiene muy claro que el 25 de octubre «no hay nada que celebrar». «El Estatuto está agotado, mutilado, viejo y no une a la ciudadanía vasca actual», censura el parlamentario Juanjo Agirrezabala. En Eusko Alkartasuna -socio de la coalición Amaiur junto con la izquierda abertzale, Aralar y Alternatiba- abogan por ir más allá y creen que, con la actual Carta de Gernika, «no se logrará la unidad».
El partido que lidera Pello Urizar enviará una delegación institucional a la recepción que ofrecerá mañana Patxi López. No obstante, su asistencia «no será para celebrar el Día de Euskadi», sino para acompañar al que fuera lehendakari Carlos Garaikoetxea. El Gobierno vasco le hará entrega de la 'Cruz del Árbol de Gernika', su máxima distinción. «Siempre hemos reconocido su labor en favor de los derechos nacionales de Euskal Herria», sostiene Agirrezabala.
La profunda división política que existe en torno a la celebración de esta cita y la fuerza con la que Bildu irrumpió en las instituciones vascas durante las pasadas elecciones municipales y forales, unido ahora al final de la actividad armada de ETA, hacen que asalten las dudas acerca de si la del año que viene -antes de las elecciones autonómicas de 2013- será la última vez que el 25 de octubre sea fiesta en el País Vasco.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Día de Euskadi: ¿una fiesta con fecha de caducidad?
El lehendakari, Patxi López, pronuncia su discurso durante la recepción celebrada el año pasado con motivo de la celebración del Día de Euskadi, en Vitoria. :: IOSU ONANDIA
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.