El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 13 / 25 || Mañana 13 / 26 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
El concierto de los mil millones de espectadores

la mítica actuación del rey del rock

El concierto de los mil millones de espectadores

El lunes se cumplen 40 años de ‘Aloha From Hawaii’, la actuación de Elvis Presley que marcó un hito en la historia de la televisión

08.01.13 - 20:02 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La mayoría de las referencias a ‘Aloha From Hawaii’, el mítico concierto de Elvis Presley que forma parte de la historia de la televisión, hablan de una audiencia de mil millones de personas. Otras fuentes elevan aún más el listón y la sitúan entre los mil y los mil quinientos millones, casi nada. Y eso, en enero de 1973, cuando la población total del planeta rondaba los cuatro mil millones de seres humanos. En realidad, estas cifras resultan absolutamente incontrastables, y lo más sospechoso de ellas es que se ajustan al dedillo a las previsiones manifestadas antes del evento por el mánager de Elvis, el astuto ‘Coronel’ Tom Parker, ese hombre nacido en Breda (Holanda) que se llamaba en realidad Andreas Cornelis van Kuijk y que empezó su carrera como voceador en ferias ambulantes. En una de las ruedas de prensa previas, él ya había avanzado que se esperaban mil millones de espectadores: era un tipo muy calculador, pero tanta exactitud escama, así que parece probable que su hermoso redondeo a ojo calase en los medios y quedase para la posteridad.
Pero, en cualquier caso, el hecho es que aquel concierto en el Honolulu International Center marcó un hito en la historia de la televisión, y no digamos ya en la historia de la televisión musical. Se emitió en más de cuarenta países: Japón, Tailandia, Filipinas o Vietnam del Sur lo pudieron ver en directo, vía satélite, y las crónicas mencionan audiencias del 91% en Filipinas y de más del 70% en Hong Kong y en Corea; la inmensa mayoría de los países europeos lo programaron en diferido durante la jornada siguiente, mientras que Estados Unidos, que aquel día estaba pendiente de la Super Bowl, tuvo guardada la cinta hasta el 4 de abril, cuando acaparó el 51% de los telespectadores. La intención de Parker, que era «brindar al mundo la posibilidad de ver un concierto de Presley», se había cumplido.
El responsable de la emisión fue el director y productor Marty Pasetta, un especialista en ceremonias de entrega de los Oscar que aportó ideas como la instalación de una pasarela, que permitiría a Elvis interactuar de cerca con su público. El vocalista, de 38 años por aquel entonces, perdió once kilos para el show, en el que lució su imponente traje blanco cuajado de estrellas, con capa a juego y el águila americana bordada. En realidad, se celebraron dos conciertos: el primero, el 12 de enero, se grabó por si acaso fallaba algo en la emisión en directo; el segundo, a las 0.30 horas del día 14, fue el que quedó para la historia. Ninguno de los dos tuvo precio de entrada: los asistentes abonaron la voluntad y los ingresos se destinaron a una organización contra el cáncer que llevaba el nombre de Kui Lee, cantautor del archipiélago que había fallecido ocho años antes, autor de composiciones como el ‘I’ll Remember You’ que cantaba Elvis. Se sabe, por ejemplo, que el actor Jack Lord aflojó mil dólares por su localidad, mientras que un montón de jóvenes la sacaron por unos centavos. Se recaudaron 74.000 dólares, a los que se sumaron mil más que donó el propio Elvis.
«Esto es lo más grande que he hecho nunca», resumió el cantante. Su relación con Hawái venía de lejos, ya que allí tuvo un éxito arrollador desde el principio de su carrera: en 1957 actuó por primera vez en Honolulú y las islas sirvieron de escenario para tres de sus películas y también para varios viajes de vacaciones. Estos días, cientos de fans de Elvis se han reunido en el archipiélago para celebrar el aniversario de ‘Aloha From Hawaii’, con un programa de actos que incluye el recorrido ritual por diversos lugares relacionados con ‘el Rey’: Waikiki, la bahía de Hanauma o la playa de Lanikai, donde Elvis alquiló una casa durante sus últimas vacaciones, en marzo de 1977, cinco meses antes de morir. El propio gobernador de Hawái, Neil Abercrombie, lleva unos cuantos días haciendo declaraciones sobre aquel concierto que causó expectación en todo el mundo. Al fin y al cabo, él estuvo allí, era un joven profesor universitario que logró hacerse con una entrada para el Honolulu International Center, y en todo este tiempo no ha perdido el tono exaltado del fan: «Elvis era un fenómeno –ha declarado–. Y estamos hablando sobre ello cuarenta años después. Dentro de cuarenta años no van a estar con el concierto por satélite de Justin Bieber o de Beyoncé o de alguien así. Estos son fenómenos pasajeros. Presley era único en ese sentido: la palabra ‘carisma’ estaba hecha para él».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Elvis en 'Aloha From Hawaii'.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.