Carlos Baute impacta convirtiéndose en Celia Cruz

Carlos Baute impacta convirtiéndose en Celia Cruz

La Terremoto de Alcorcón gana la última gala de 'Tu cara me suena' con una imitación brillante de Massiel

JOSEBA FIESTRAS

Carlos Baute le puso 'azúcar' a la última gala de 'Tu cara me suena' imitando a Celia Cruz con un arte que dejó “en shock” al jurado. El cantante venezolano era el invitado especial de la noche y, ni corto ni perezoso, se metío en la piel de 'la reina de la salsa' conquistando al personal con una actuación sorprendente. Una vez más, el convidado se lució tanto que el tribunal le pidió a coro que se apuntara a la próxima edición del 'talent'. Pero si hubo una protagonista que destacó por encima del resto en la cita de ayer esa fue Massiel. A la Terremoto de Alcorcón le tocó emular a la 'tanqueta de Leganitos' y la del 'La la la' quiso verlo en primera fila, acercándose al programa para contemplar a su clon. La visita fue corta, pero el espíritu rebelde y parlanchín de la artista se quedó, gracias a que la Terremoto se metió tanto en el papel que no dejó de imitarla, ya sin cantar, a lo largo de todo el espectáculo. Y la parodia cosechó carcajadas y sedujo tanto que la vedette se alzó con el triunfo final para regocijo del respetable.

Desde el comienzo de 'Tu cara me suena', el formato se ha caracterizado por unas caracterizaciones encomiables, una puesta en escena detallada, un vestuario muy trabajado y unas escenografías calcadas a las de los videoclips que 'fusilan'. Pero más allá de unas imitaciones estupendas, el sentido del humor es la otra gran baza del concurso. Santiago Segura, Arturo Valls o Silvia Abril son algunos de los cómicos (en este apartado también incluiría a Los Chunguitos, aunque no se dediquen profesionalmente a la risa) que han dejado huella en ediciones anteriores. Quizá la actual adolece de salero. Están David Amor y la propia Terremoto aportando su gracia, pero falta ese gramo de locura que en capítulos anteriores tan bien ha funcionado. No obstante, el espectáculo continúa y el 'pero' no ensombrece demasiado el resultado, aunque seguro que sus responsables ya han tomado nota de ello de cara al futuro.

Por lo demás, Fran Dieli, Diana Navarro y Lucía Gil destacaron por arriba en el casillero gracias a sus imitaciones de Enrique Urquijo, María Dolores Pradera y The Corrs, respectivamente. Miquel Fernández, la revelación de la temporada, no afinó demasiado ayer, y eso que le acompañó en el show Ruth Lorenzo. La pareja calcó a Meat Loaf y Cher, pero no brillaron lo suficiente. Raúl Pérez encarnó a Diego el cigala y también jalonó de chispa la noche.

Los que están sembrados son los jurados, que demuestran una química envidiable. Un Llácer en su salsa, Lolita sin complejos y más divertida que nunca, una Chenoa que ha descubierto una nueva faceta en la que encaja de perlas y Latre poniendo voz a personajes varios. El cuarteto funciona como un reloj y Manel Fuentes completa un elenco dirigiendo la función de forma sobresaliente (que bueno es un presentador que sabe dar un paso atrás para que brillen otros cuando toca). Sí, quizá falte una pizca más de salero, pero aún y todo la ensalada sabe a gloria. Por cierto que el periodista anunció que preparan una gala especial que van a dedicar a Eurovisión, habrá que estar atentos.

El famoso pulsador decidió que la semana que viene la Terremoto imitará a Dua Lipa; Fran Dieli, a Ed Sheeran; Diana Navarro, a Marifé de Triana; Miquel Fernández, a Elvis Presley; Raúl Pérez, a Muse; Lucía Gil, a Shakira; David Amor, a Playground Fire; Lucía Jiménez, a Pepa Flores; y Pepa Aniorte, a Tamara, que además será una de las invitadas al show.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos