Álex de la Iglesia puede con Disney

Un fotograma de 'Perfectos desconocidos', taquillazo de Álex de la Iglesia. /
Un fotograma de 'Perfectos desconocidos', taquillazo de Álex de la Iglesia.

'Perfectos desconocidos' encabeza la taquilla siete semanas después de su estreno tras superar a 'Coco' y 'Star Wars'. Lleva amasados casi 17 millones de euros

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Paolo Vasile sabe mucho de cine. Hijo de un productor que se arruinó con 'Roma' de Fellini, el consejero delegado de Mediaset en España también probó suerte produciendo películas cuando era un veinteañero antes de comprobar que resultaba mucho más rentable la televisión privada. Si tendrá buen ojo que con solo leer el guion de 'Perfetti sconosciuti', antes incluso de que Paolo Genovese rodase un solo plano, supo que aquella comedia italiana en torno a los móviles era perfectamente extrapolable a la idiosincrasia española.

Vasile también eligió al director idóneo para el 'remake', Álex de la Iglesia, que por entonces rodaba 'El bar'. Telecinco Cinema esperó un año hasta poder contar esta historia de un grupo de amigos que se reúne para cenar y acepta un juego que pondrá a prueba su amistad y la fidelidad de sus parejas: dejar todos sus teléfonos a la vista y leer en voz alta los mensajes que vayan entrando durante la cena. Una propuesta casi teatral que ha recaudado 16,7 millones de euros y ha sido vista por 2,6 millones de espectadores.

Estrenada el pasado 1 de diciembre, 'Perfectos desconocidos' no solo ha podido con los taquillazos navideños de Disney –'Coco' y 'Star Wars'–, sino que ha logrado la proeza de situarse en lo más alto del 'box office' siete semanas después de su estreno. «Aunque somos cautos con los resultados en taquilla, teníamos las expectativas altas. Pero no nos esperábamos tanto», reconoce el productor Álvaro Augustín. «Teníamos entre manos un material estupendo y todos los elementos estaban a favor».

El original italiano, que nunca se estrenará en España al tener Telecinco sus derechos, también vendió unos 2 millones de entradas, aunque no disfrutó de las excelentes críticas que ha tenido la cinta del bilbaíno. «Son los mismos conflictos y personajes, De la Iglesia le aporta su sello. Nuestra película es más cómica, divertida y salvaje que la italiana», apunta Augustín.

Ni una nominación al Goya

La clave del éxito de 'Perfectos desconocidos', razona Álex de la Iglesia, es que su punto de partida ha contado con la complicidad del espectador. Hasta ha habido quienes han jugado a leer sus whatsapps en alto durante una cena. «La gente se ha enganchado por la propuesta y por unos actores que le dan verosimilitud», enumera el cineasta. «Yo confiaba en la película, pero superar a 'Star Wars' y 'Coco' ha sido alucinante». El realizador se ríe al advertirle que ha conseguido el mayor éxito de su carrera y las mejores críticas... con un 'remake'. «Da un poco de rabia, ja, ja, todos nos sentimos autor. Ahora en serio, cualquiera que conozca mi cine se da cuenta de que Jorge Guerricaechevarría (su guionista habitual) y yo llevamos el guion italiano a nuestro terreno».

De la Iglesia se confiesa como «un director de películas que han funcionado, no de éxitos de taquilla». Y pone el ejemplo de su filme más señero, 'El día de la Bestia', que en su estreno en 1995 no fue un taquillazo. Adquirió su estatus de filme clave en el cine español tiempo después. 'Perfectos desconocidos' en cambio ha conquistado a sus fans, pero también al público maduro que acude regularmente a las salas. «Incluso sabemos que les gusta a los chavales, a pesar de que la película trata de conflictos de parejas adultas que les pueden resultar ajenos», detalla Álvaro Augustín. «Todos guardamos en nuestros móviles nuestros secretos».

'Perfectos desconocidos' puede ser tranquilamente la cinta española más taquillera de 2018. Al bombardeo publicitario de Telecinco se ha sumado el boca-oreja. «Ya no existe el estigma del cine español», resumen los productores. «A veces se nos acusa a las privadas de producir un solo tipo de películas. Pues no, hacemos comedias tontas, inteligentes, dramas, cine fantástico...». Álex de la Iglesia se siente feliz a pesar de que los inminentes Goya le hayan ignorado: «También ocurre en los Oscar, que solo premian los dramas. Ya sabes, divertirse es frívolo y sufrir encomiable. Y las mejores películas que yo he visto son comedias».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos