Otro frente frío trunca el repunte térmico y helará de nuevo Bizkaia esta noche

La jornada en la nieve fue uno de los planes favoritos de los vizcaínos este fin de semana./BORJA AGUDO
La jornada en la nieve fue uno de los planes favoritos de los vizcaínos este fin de semana. / BORJA AGUDO

No se espera nieve a menos de 300 metros, pero el termómetro podría bajar de los cero grados en la costa mañana de madrugada

JOSÉ DOMÍNGUEZ

La cosa no era como para guardar la bufanda, y la persistente lluvia del fin de semana tampoco ayudó mucho. Pero lo cierto es que ayer la estación de la Agencia Vasca de Meteorología en el Puerto de Bilbao registró 13,2 grados de máxima, y las de Bermeo, Elorrio, Mungia u Orozko superaron los 12. Una tibia recuperación de la temperatura iniciada el viernes tras una ola de aire gélido que dejó temblando a la provincia y que, en consonancia con uno de los inviernos más inestables de los últimos años, se ha revelado fugaz. Otro frente frío la truncará hoy provocando un desplome de temperaturas que mañana de madrugada podrían bajar los termómetros de cero grados incluso en algunos puntos de la costa. Con todo, la previsión es que no nieve a menos de 300 metros, cota que recuperará de nuevo los 1.000- 1.200 a lo largo del día.

«Vivimos un vaivén de frentes continuos, pero ya no se prevén tan fuertes como los que hemos pasado», analiza la responsable de la Agencia Estatal de Meteorología Aemet en el País vasco, Margarita Martín. Algunos se suceden en apenas 24 horas, como parece ser el que llega hoy desde Galicia, pero la experta prevé que sea reemplazado por otro del Atlántico más cálido puede que incluso antes del miércoles. A partir de entonces las predicciones apuntan a nuevas subidas del mercurio, aunque muestra cautela: «También vemos vientos del noroeste que pueden descargar más chubascos y nieve a cotas altas».

Con todo, insiste en que lo peor de la semana empezará a vivirse hoy mismo. La acumulación de copos podrían alcanzar los cuatro centímetros de espesor a partir de los 400 metros de altura pero en las zonas de interior, no en la costa que deberán lidiar con tormentas de granizo.

Por todo ello, el Departamento de Seguridad del Gobierno vasco ha activado para hoy el aviso por nieve que está vigente hasta las seis de la tarde. Entre las 21.00 horas de hoy y las 09.00 de mañana estará activo otro aviso amarillo por heladas en el interior, especialmente en Álava.

El martes seguirá activo el aviso amarillo por nieve entre las 9.00 y las 12.00 horas, con una cota que se situará a 500-600 metros aunque subirá a los 900-1.000 a mediodía. A estos dos avisos se une otro por viento en zonas expuestas de montaña desde las 6.00 horas hasta el mediodía por rachas de viento que podrían superar los 100 kilómetros por hora.

PREVISIONES

Hoy
5º- 8º. Temperatura en descenso. Chubascos débiles que pueden incluir tormentas con granizo. Nieve a cota 300-500 metros.
Mañana
-2º- 8º. Nieve subirá a 800 a mediodía y 1.500 a la noche. Heladas débiles en el interior.
Miércoles
5º-12º. Temperatura en ascenso, sobre todo las mínimas. Chubascos débiles, más en la costa.

Ríos, fuera del nivel de riesgo

El análisis de Euskalmet añade que las precipitaciones previstas, en principio débiles y en forma de lluvia, podrían venir acompañadas de tormentas con granizo en el litoral. Y a buen seguro también harán su aparición las heladas, especialmente en el interior «y a última hora». En la misma situación arrancará la madrugada de mañana, cuando los cielos despejados pueden agudizar el descenso de temperatura. Con todo, la nubosidad llegará con el amanecer y con los cielos cubiertos volverán las lluvias, pero también los grados.

Este exceso de agua -hace casi siete décadas que no llovía tanto en Bizkaia desde noviembre- empieza a ser una preocupación, «ya que el suelo está empapado y no absorbe», lo que eleva la posibilidad de inundaciones como la que se produjo en Muxika el 11 de enero. Sin embargo, todo parece indicar que los ríos vizcaínos, aunque su caudal baje cada vez más alto debido a la lluvia del fin de semana, siguen «de momento» por debajo de los límites. El sistema de pantanos del Zadorra, por su parte, duplicó ayer su desembalse para hacer espacio ante el previsible aumento de entrada de agua por precipitaciones y deshielo.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos