CON CUERNOS Y TODO

Le gente remilgada recurre a ellos como interjección de asombro. Caracoles, aquí nos los comemos

CON CUERNOS Y TODO
ÁNGEL RESA

Aún quedaban dos días y unas horas para la Retreta de San Prudencio y el sentido del oído decidió reírse en mi oreja con una mueca burlona. No puede ser, pensó el autor de esta columna al interpretar que los sones llegados desde la calle correspondían a los festivos en la víspera del patrón. Me asomo entonces a la ventana y no veo a la icónica chica de ayer, que cantaba Antonio Vega al frente de Nacha Pop en los ochenta. Sí distingo perfectamente alineado en un extremo del patio escolar a un ejército infantil sin otras armas que los tambores colgados al cuello de sus soldados y las mazas golpeando los instrumentos. Atruena la percusión que ensaya el advenimiento como cada 28 de abril y su jubilosa víspera correspondiente de aquel obispo remoto, acólito de San Saturio a orillas del Duero, que aglutina a los alaveses como un factor de cohesión territorial.

Cada fiesta, acá o donde sea, repite los cánones de un año a otro porque las tradiciones se cimentan sobre las reiteradas vueltas del molino. De ahí que el «prudente» programa festivo de 2018 podría reproducir sin temor los de ejercicios anteriores con la simple técnica del corta y pega que sustituye a la confección de antaño. Y no se trata de una crítica. ¿Cómo podrían entenderse estas fechas que tantos paisanos celebran con orgullo sin la tamborrada nocturna, el desfile de los cocineros y comensales gastronómicos vestiditos hasta el gorro de blanco, las múltiples modalidades deportivas que componen unos auténticos «juegos olímpicos» autóctonos o la romería del 28 a unas campas atestadas de gente que aspira el anís de las rosquillas o la txistorra envuelta en talo? Sería como el expreso a salvo de cafeína, la cerveza del empate a cero o la ley de la gravedad sin manzana caída del árbol. Un sindiós.

Aquí nos guiamos por las siglas CP y no me refiero al código postal en desuso desde el triunfo incontestable del correo electrónico. Escribo de caracoles y perretxikos. Paso de los primeros, aunque mojo pan en la salsa, y envido a grande con los segundos. Álava es una de las provincias –foral en nuestro caso– donde comemos eso que la gente remilgada pronuncia como una interjección de sorpresa. Lo que en otros sitios se dice a modo de asombro aquí es un plato de la tierra con cuernos y todo. Y en cuanto a las setas de un gusto conmovedor y aroma penetrante que se aloja como elixir en la nariz cabe añadir que también sirven como metáfora del desarrollo urbanístico de Vitoria. Si el oscuro objeto del revuelto brota en la naturaleza para alegría de quienes prefieren perretxikos a rólex, del mismo modo han surgido de la tierra los numerosos chalés que jalonan desde hace años el espléndido ascenso a Armentia.

Camino singular

Exactamente la hermosa senda que el miércoles enfilaban, igual que tantos otros días, montoncitos de paisanos que admiran a diario un camino singular. Los tiovivos ensamblaban sus piezas en un extremo del párking de Mendizorroza como meta volante para la chavalería que subirá a las campas. Personal paseando y corredores que los adelantan en esta ciudad donde no practicar deporte –salvo por problemas lamentables– es un acto de desdén. Cuatro personas mayores, muy en realidad, esbozan sonrisas desde sus sillas de ruedas para la foto delante de la imagen del patrón. Ya hay señales que advierten acerca del inminente veto de aparcar donde echarán raíces provisionales los puestos de la manduca y el bebercio. Y el escenario de las actuaciones musicales, bien amarrado al lateral de la basílica.

Por lo demás, calma chicha a la espera de la transformación de un decorado plácido de connotaciones casi «zen» en la romería multitudinaria que redescubre Armentia a finales de abril llueva, nieve o salga el sol por Antequera. Los columpios infantiles, vacíos tres días antes de la invasión de huestes pacíficas. Cuesta creer que este balneario a cielo abierto suene tanto a todo el día del patrón de las tierras de Álava.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos