Este contenido es exclusivo para suscriptores

Tu suscripción anual por 59,40€ al año. ¡Últimos días! para llevarte un lote de productos Ortiz

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Luz en tiempos oscuros

El Camino de Santiago pobló la región de templos y monasterios de gran riqueza arquitectónica durante la Edad Media

La nieve cubre los viñedos y el templo de Santa María de la Piscina, en San Vicente de la Sonsierra./Justo Rodríguez
La nieve cubre los viñedos y el templo de Santa María de la Piscina, en San Vicente de la Sonsierra. / Justo Rodríguez
IRATXE LÓPEZ

Corría el siglo X cuando los reyes de Pamplona decidieron establecer su corte en la localidad riojana de Nájera. Con esta medida encauzaron el Camino de Santiago a través de aquellas tierras, campos recorridos por peregrinos que descansaban cuerpos y almas en los templos de la zona. La apertura de la vía a Compostela supuso el florecimiento de un románico apreciable en monasterios, iglesias, ermitas y esculturas que entonces dejaba boquiabiertos a los seguidores de la fe y, hoy, enamora a los turistas.