Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

La falsa coartada de los 'skin-heads' en el crimen del mendigo

Un indigente apedreó y quemó a otro en Bilbao, y fingió ante la Ertzaintza que había sido testigo del asesinato a manos de supuestos cabezas rapadas. Corría el 23 de octubre de 1999 y le cayeron 15 años de cárcel

La falsa coartada de los 'skin-heads' en el crimen del mendigo
Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERAS

En lugar de huir, se ocultó bajo un puente cercano en Basurto y se fumó un cigarro mientras la víctima, a la que había prendido fuego, agonizaba. Los alaridos alarmaron a varios vecinos que intentaron sofocar las llamas con extintores. Pero ya era demasiado tarde. El indigente, J.M.A.R, de 47 años y natural de Madrid, había muerto. Le asesinó otro mendigo, A.A.A., de 20 años, originario de Bilbao, pero con familia en Castro Urdiales, con el que solía beber vino en brik y también discutir acaloradamente por bancos y otros lugares donde dormir. Tras la última riña, la noche del 23 de octubre de 1999, A.A.A. le golpeó en la cabeza con una piedra y al creer que estaba muerto le tapó con cartones y le prendió fuego, en una zona despoblada junto a la línea férrea Bilbao-León, en Basurto.

 

Fotos