Modesto Lomba salta al prêt-à-porter

Los trajes de chaqueta y pantalón destacan en la primera colección de prêt-à-porter de Devota&Lomba. /DEVOTA&LOMBA
Los trajes de chaqueta y pantalón destacan en la primera colección de prêt-à-porter de Devota&Lomba. / DEVOTA&LOMBA

El diseñador alavés, al frente de Devota&Lomba, lanza una segunda línea para el próximo otoño-invierno con el objetivo de alcanzar «un consumo más amplio»

María Rego
MARÍA REGO

«Morir cuerdo y vivir loco». Así se presenta Modesto Lomba, la gran referencia alavesa de la aguja, en su cuenta personal de Instagram, donde sus 'followers' encadenan corazones y flores en formato emoji bajo cada fotografía que cuelga. Con ellos comparte instantáneas y vídeos de viajes, platos y hasta intensas sesiones en el gimnasio. Y también, como no, muestra su trabajo. Sus seguidores respondieron hace unas semanas con centenares de 'likes' a la puesta de largo de la primera colección de prêt-à-porter del diseñador de Arkaute. «Era el salto natural y casi obligado», explica desde su oficina madrileña sobre esta apuesta por alcanzar «un consumo más amplio» que ya había probado con otras creaciones, como su línea de perfumes, y de la que Álava Dmoda desvela algunas piezas.

La nueva aventura de Devota&Lomba, marca que atesora más de tres décadas de experiencia entre costuras, entrará el próximo otoño-invierno en los armarios y se podrá comprar en tiendas multimarca. «Es una colección más pensada para el mercado, aparte de la colección 'premium' de pasarela», describe el alavés, que no esconde su predilección por la temporada invernal. Mientras muchos sufren un auténtico quebradero de cabeza al pensar cómo vestirse cuando llega el frío, Lomba sostiene que en esta época nacen «colecciones mucho más ricas». «Por los tejidos, porque vamos con más prendas y son más lucidas...», retrata. Lo demuestra en su inmersión en el prêt-à-porter con diseños de «líneas muy limpias y puras» donde los abrigos, los pantalones y los trajes chaqueta se configuran precisamente como los grandes «protagonistas» aunque tampoco faltan vestidos y faldas. Siempre, eso sí, con la vista puesta en «una mujer urbanita».

Modesto Lomba durante la presentación de su segunda línea en la feria Momad, en Madrid.
Modesto Lomba durante la presentación de su segunda línea en la feria Momad, en Madrid. / @modestolomba

La creación de una segunda línea no ha supuesto el abandono ni de los tejidos nobles ni de las técnicas de sastrería tradicional y, para ello, Lomba ha confiado en Hortensia-Marina Riveiro, una de las pocas empresas que quedan en el Estado con producción propia. La firma radicada en Taragoña, un pueblito de A Coruña, destaca por su compromiso con la sostenibilidad y el empleo local ya que toda su cadena de diseño, patronaje y confección se realiza íntegramente en sus instalaciones. La alta costura, asume quien ha vestido a actrices como Concha Velasco y Adriana Ozores y también a la muñeca Nancy, «queda ya en muy pocos lugares del mundo». «Con el prêt-à-porter hemos probado una nueva forma de trabajo pero mantenemos la calidad», agrega sobre una colección, tan mimada como cualquiera de sus anteriores creaciones, que presentó en el último Momad, el salón profesional internacional del sector de la moda que acoge Madrid.

No obstante, el alavés mira con cierta preocupación lo que ocurre más allá de los focos de los desfiles, a pie de calle, en (casi) todas las ciudades. «Se están despersonalizando», lamenta. Vitoria, donde comenzó a dar puntadas en una sastrería de la calle Canciller Ayala, no es ajena a este fenómeno que salpica los centros urbanos de franquicias y 'fast fashion'. «Ahí pasa lo mismo que en el resto», indica tras una fugaz visita a la capital alavesa, donde mantiene «mis raíces y todos mis vínculos familiares».

Dos de las creaciones de la segunda línea que se pondrá a la venta el próximo otoño-invierno.
Dos de las creaciones de la segunda línea que se pondrá a la venta el próximo otoño-invierno. / DEVOTA&LOMBA

– Pero, ¿cómo visten los vitorianos?

– Siempre se habla de la elegancia del Norte. Hay algo histórico en ello, quizás también por la climatología y la cromática de nuestro paisaje, que se nota en la estética urbana.

Uno de los vestidos icónicos de la nueva colección de prêt-à-porter de Devota&Lomba.

El presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España –cargo que ocupa desde hace casi dos décadas– confía en quienes «buscan consumir algo más especial, algo 'gourmet'». «Hay un trabajo artesanal y de autor que se dirige a un nicho más pequeño de clientes, a un consumidor que quiere la prenda a medida y personalizada», cuenta desde su universo de telas y bobinas de hilo del que ha salido el vestuario de varias obras de teatro y ballet. Lomba elogia a los creadores locales que dan respuesta a esas personas que desean «vestir con estilo e identidad propia» y que en la ciudad que tantas veces ha paseado también es posible encontrar. «Las nuevas generaciones intentan hacer cosas nuevas e interesantes. Hay una fauna de gente joven que quiere romper con la uniformidad», asegura. Palabra de modisto.