Cómo hacer en casa las galletas más famosas

Unidas a nuestra vida desde pequeños, estos dulces de bocado tienen múltiples variedades. Repasamos cómo preparar algunas de las más populares: las danesas de mantequilla, las cookies de chocolate o las sencillas tejas

Bandeja de galletas lista para introducir en el horno./
Bandeja de galletas lista para introducir en el horno.
EVA MAYORDOMO | NIEVES FERNÁNDEZ

¿Qué haríamos sin galletas? Ya lo decía Triki, el famoso monstruo de color azul de Barrio Sésamo que enloquecía comiendo este rico postre de bocado. Las galletas están unidas a nosotros desde la infancia como ese premio dulce que nos gustaba tanto después de que habíamos hecho algo bien, como el capricho que nos daban cuando íbamos a casa de un vecino o familiar. Los niños siempre han comido galletas en el desayuno, la merienda, en la cena con la leche... Y una vez adultos, seguimos enganchados a ellas y no faltan en el armario de ninguna cocina. Las hay de mil formas y sabores, pero hoy vamos a recordar cómo hacer en casa algunas de las galletas más famosas.

Galletas de mantequilla

Ingredientes 200 gramos de mantequilla / Un cuarto de kilo de harina / 100 gramos de azúcar blanquilla / 2 yemas / 1 pizca de sal / Ralladura de medio limón / Esencia de vainilla opciones / Chocolate para fundir / Azúcar glass / Frutos secos opcionales

Galletas de mantequillaConocidas como danesas, son las típicas pastitas para el té. Su historia se remonta a hace tres cuartos de siglo cuando las hermanas Anna y Marinus abrieron una pequeña pastelería en una villa de Dinamarca. Desde allí, su calidad hizo que se extendiera su popularidad a todo el mundo, en la famosa lata azul. Sin embargo, con poco esfuerzo pueden hacerse en casa.

Elaboración. Formando un volcán, ponemos la harina, la sal y el azúcar tamizados previamente con un colador grande. En el centro, colocamos las yemas y la mantequilla en pomada, cortada en cubitos. Trabajamos con las manos hasta formar una masa que no se pegue, añadiendo más harina si es necesario. Luego envolvemos en film transparente resistente al calor y dejamos reposar en la nevera una media hora. Posteriormente, la sacamos, desenvolvemos, y estiramos con un rodillo de cocina. Hacerlo entre dos láminas de film facilitará la tarea. La plancha final debe tener un centímetro de grosor, aproximadamente. Escogemos los cortapastas a utilizar, e iremos cortando las galletas y colocándolas sobre papel de horno, encima de la bandeja. Decoramos algunas galletas con frutos secos (opcional), y horneamos todo a 180º durante 10 minutos. Las retiramos cuando estén listas y dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez frías, podemos decorar algunas con chocolate fundido y otras con azúcar glass.

Las Campurrianas

Ingredientes 300 gramos de harina / 2 cucharaditas rasas de levadura en polvo / 50 gramos de coco rallado / Una pizca de sal / Media cucharadita de canela / 150 gramos de mantequilla a temperatura ambiente / 100 gramos de azúcar moreno / 80 gramos de azúcar blanco / 2 huevos a temperatura ambiente / 15 gramos de leche templada / 1 cucharadita de azúcar avainillado

Las Campurrianas. Aseguran que estas galletas tienen la nada desdeñable virtud de permanecer crujiente aún mojada en leche. De aspecto rústico, provienen de la comarca cántabra de Campoo.

Elaboración. Mezclamos la harina con la levadura, el coco, la sal y la canela. Reservamos. Batimos la mantequilla con los azúcares, hasta que esté cremosa. Luego le añadimos los huevos de uno en uno y seguimos batiendo hasta que estén bien integrados. Hacemos lo mismo con la leche y la vainilla. Por último, vamos añadiendo la mezcla de harina, poco a poco, hasta formar la masa, que meteremos en una manga pastelera con boquilla lisa que guardaremos en la nevera de 30 a 60 minutos.

Precalentamos el horno a 190º. Sobre una bandeja forrada con papel vegetal vamos haciendo pequeños montones con la manga pastelera, no más grandes que una nuez. Metemos en el horno de 10 a 15 minutos, y cuando veamos que los bordes empiezan a dorarse, sacamos las campurrianas para que enfríen.

Cookies de chocolate

Ingredientes 40 gramos de azúcar blanco / 40 gramos de azúcar moreno / 1 huevo / 180 gramos de harina / 60 gramos de mantequilla en pomada / 1 sobre de levadura química / Azúcar avainillado / 1 cucharadita de sal /100 gramos de pepitas de chocolate

Cookies de chocolate. Ruth Graves Wakefield 'inventó' esta galleta en 1930. Ella era propietaria de Toll House Inn, en Whitman, Massachusetts (EE.UU.) Su libro de cocina, Toll House Tried and True Recipes, fue publicado en 1936 y ya Incluía la receta 'Toll House Chocolate Crunch Cooki', que rápidamente se convirtió en un alimento horneado en los hogares estadounidenses. Y pocas décadas después, en todo el mundo.

Elaboración. Mezclamos en un bol la mantequilla con los dos tipos de azúcar. Batimos ligeramente un huevo con un puntito de sal y lo añadimos al bol. Ligamos bien todos los ingredientes. Con la ayuda de un colador vamos echando la harina tamizada, de poco en poco. Por último, echamos las perlas de chocolate y mezclamos una vez más. Dejamos refrigerar la masa una hora en la nevera. Calentamos el horno a unos 200º (calor arriba y abajo) y transcurrido el tiempo, vamos formando pequeñas bolitas con las manos.

Galletas de teja

Son las de toda la vida que se doblen. 100grde azúcar glace / 100gr harina / 100gr mantequilla punto pomada / 100 gr clara de huevo Elaboración: Mezclar todos los ingredientes y estirar la masa. Después con la ayuda de una cuchara, extender la masa sobre el La bandeja. Hornear a 180 grados durante 10 minutos. Sacar la bandeja del horno y dejar unos momentos que se enfríen las galletas. Levantar las tejas con la ayuda de una espátula y colócarlas sobre unas botellas para que así tomen la forma estando aún calientes.

Las disponemos en una bandeja de horno con papel sulfurizado y ligeramente engrasado con mantequilla. Las aplastamos un poco. Dejamos algo de espacio entre ellas porque se expanden con el calor y las horneamos unos 12 minutos. Depende del horno, por lo que conviene estar pendiente. Deben quedar levemente tostadas por la superficie pero todavía blandas al tacto, puesto que más tarde se endurecerán.

Trucos para conservar las galletas

- Las galletas se conservan durante un par de meses aunque su sabor y textura cambia a partir de la segunda semana, es por esta razón que se recomienda siempre consumirlas tras dos semanas de haberlas horneado.

- Podéis conservar las galletas con papel de hornear entre galleta y galleta en un recipiente hermético o en latas para galletas.

Galletas de charente

La más consumida y fácil. 190 azúcar / 90 mantequilla 125 harina / 1 yema Elaboración: Mezclar los ingredientes, enfriar, estirar la masa, cortar y hornear 10 minutos a 200 grados.
Llevan levadura 200 gr mantequilla pomada / 200 azúcar/ 100 gr huevos/ 500 gr harina / 15 gr levadura/ aroma vainilla / 75 gr de albaricoque confitado Elaboración: Mezclar, estirar, cortar las pastas y pintar con huevo. Hornear 10 min 180 grados.

- Antes de guardar las galletas éstas deben haberse enfriado por completo. Lo haremos siempre sobre una rejilla enfriadora, si por el contrario las guardásemos estando todavía calientes, quedarían húmedas y blandas y no podríamos decorarlas a posteriori, además de estropearse su textura.

- Si queréis, también se pueden congelar las galletas ya horneadas, se conservan perfectamente durante tres meses en el congelador dentro de un recipiente hermético. Para descongelarlas sólo tenéis que dejarlas a temperatura ambiente, en media hora estarán descongeladas. Si tenéis prisa podéis introducirlas en el horno durante 10 minutos a 160ºC.