Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta sin límites del periodismo cercano y de calidad de EL CORREO por solo 4,95€ al mes

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

El accidente más grave de la historia en Euskadi

18 personas murieron abrasadas al colisionar en cadena una veintena de coches cegados por la niebla en la A-8 en Amorebieta en 1991

El accidente más grave de la historia en Euskadi
Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERAS

Han pasado 26 años, pero en la mente de los supervivientes aún resuenan los gritos de las personas que quedaron atrapadas en la montaña de coches en llamas que se formó en mitad de la autopista A-8. «¡Sacadme de aquí, me estoy quemando!», rogaban. Ocurrió un 6 de diciembre de 1991 en pleno puente de la Constitución. Entonces, estaban de moda los viajes exprés de compras a Francia. Muchos de los afectados se dirigían al país vecino. Eran aproximadamente las 10.40 horas cuando una densa niebla se posó sobre la Bilbao-Behobia. A la altura de Amorebieta, en el kilómetro 102 los conductores se quedaron sin visibilidad, alguno debió de frenar y fueron colisionando 25 vehículos siguiendo un efecto dominó. De inmediato, se produjo un incendio en aquella mole de chatarra, en la que quedaron atrapados muchos de los ocupantes. Las llamas derritieron motores y matrículas y devoraron a las personas. Fue el accidente de tráfico más grave de la historia del País Vasco.

Contenido Patrocinado

Fotos