Mónica Oriol pide disculpas por decir que los jóvenes sin formación «no valen para nada»

«Utilicé una expresión muy poco afortunada», admite la presidenta del Círculo de Empresarios, que pidió rebajar el salario mínimo a los 'ni-ni'

E. C.MADRID.
Mónica Oriol./
Mónica Oriol.

La avalancha de críticas recibidas han hecho rectificar a la presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica Oriol. En una nota remitida ayer a los medios de comunicación, se disculpó por haber afirmado, entre otras cosas, que los jóvenes sin formación «no valen para nada» y, en consecuencia, no es lógico tener que pagarles el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) -645 euros mensuales-, con lo que abogó por una rebaja del mismo para este colectivo.

«Me equivoqué en la manera en que me expresé. Lo siento y pido disculpas. Al hablar de los jóvenes sin formación, utilicé una expresión muy poco afortunada, que ha dado lugar a interpretaciones totalmente contrarias a lo que yo misma pienso», explicó Oriol en el comunicado. «Todas las personas tienen dignidad y valía, con independencia de su formación profesional», agregó.

Sus declaraciones durante un encuentro con periodistas celebrado el pasado jueves han desatado un auténtico terremoto. No tanto por el fondo de la cuestión, que también, sino por la forma tan despectiva en que se refirió a los jóvenes sin formación. Lo que dijo exactamente es que «hay un millón de personas con cero cualificación» y el salario mínimo «te obliga a pagarles un sueldo aunque no valgan para nada». Por esta razón, abogó por permitir a las empresas «coger a chavales sin cualificación, que hagan formación dual, con un salario inferior al SMI marcado, hasta que produzcan lo que cuestan».

Oriol aseguró que el objetivo de esta propuesta es «sacar a los 'ni-ni' (jóvenes que ni estudian ni trabajan) del limbo en el que viven». La presidenta del Círculo de Empresarios apostó también en ese mismo encuentro por «una segunda reforma laboral» que aproxime el coste del despido a la media europea, situada en 18 días por año trabajado. En este sentido, lamentó que la reforma laboral de 2012 se limitara a rebajarlo de 45 a 33 días en vez de «colocar a España a la cabeza» en esta materia. Criticó, asimismo, el actual sistema de protección al desempleo.

Se entiende que su rectificación solo se refiere a su forma de expresar sus ideas, pero no al contenido.

Fotos

Vídeos