El Atlético, con oficio y sin brillo, da un paso más hacia el título de Liga en Getafe

E. C.GETAFE.

Con la derrota del Barcelona, el Atlético no podía desaprovechar la ocasión para ser más líder y acercarse a un título muy deseado. Por eso, Simeone sacó a Diego Costa sin contemplaciones, para dar miedo. Sin embargo, al Atlético le costó mucho abrir la lata. Sobre todo en la primera parte, donde el Getafe peleó cada balón obedeciendo a las consignas de Contra, que reclamó muchísima intensidad. A cinco minutos del descanso un centro manso de Juanfran pilló a Codina en tierra de nadie y Godín cabeceó a la red. En la segunda mitad Codina paró un penalti a Costa. Con uno más por la expulsión de Lafita llegó el 0-2. Esta vez sí acertó Diego Costa, que se hizo una herida tremenda en la tibia tras chocar contra el poste al rematar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos