El País Vasco es la comunidad menos castigada por la crisis

Euskadi ha sufrido la menor caída de su PIB y el aumento del paro más bajo de España entre 2008 y 2013

JESÚS L. ORTEGABILBAO.

Cuando la crisis económica internacional comenzó a llamar a las puertas de España, allá por el segundo trimestre de 2008, y muchos creían que se trataría de una simple ralentización del crecimiento o, a lo sumo, un «aterrizaje suave», como lo denominó el entonces ministro de Economía, Pedro Solbes, Euskadi ya ocupaba en el ranking de las comunidades autónomas los primeros puestos en renta per cápita, nivel de industrialización, de formación, de inversión en I+D y la tasa de paro más baja del país, apenas un 6% frente al más del 10% de la media nacional.

Cinco años después, cuando lo peor del tsunami económico ya pasó y aunque también ha sufrido sus devastadores efectos, el País Vasco sí ha sido al menos la comunidad que mejor lo ha resistido gracias a que, precisamente, su punto de partida también era mejor.

Esta es la conclusión a la que llega un estudio publicado en el último número de 'Papeles de Economía Española', editado por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), dado a conocer ayer y en el que se analiza el impacto de la crisis económica por autonomías en el periodo comprendido entre el segundo trimestre de 2008 y el primero de 2013.

Según el informe, Euskadi ha sido la comunidad menos castigada por la crisis, ya que en ese 'quinquenio negro' -que Funcas denomina 'Gran Recesión'- la caída acumulada de su PIB ha sido de un 3%, mientras que la media de España sufrió un desplome del 5,5%. Asimismo, también ha sido en la que menos ha aumentado la tasa de paro, un 9% de la población activa, al pasar de un 6% a mediados de 2008 a un 15% a principios de 2013, si bien, a finales del pasado año ya se situaba en el 15,8% según la Encuesta de Población Activa. En el conjunto de España, la tasa de paro se incrementó en ese tiempo un 16% hasta situarse en el 26%.

De todos los parámetros estudiados, sólo en la caída de la producción industrial el País Vasco presenta un peor resultado que la media nacional, al sufrir un retroceso acumulado en esos cinco años del 30% frente al 28% de España. Y eso que el informe destaca la ventaja que supuso el menor peso relativo que tenían antes de la crisis las actividades inmobiliarias y de construcción, que en Euskadi suponían menos del 16% del PIB.

Funcas señala que «la trayectoria cíclica de la economía vasca es mucho menos volátil que en la mayor parte de las regiones» y que su población activa alcanza también «el mayor nivel educativo de España», así como que sus remuneraciones salariales son, en promedio, «las más altas» de España.

El estudio afirma que Euskadi ocupa la primera posición en cuanto a nivel de desarrollo humano, en un índice que combina indicadores de salud, educación y bienestar material y que cuenta, por ejemplo, con los menores niveles de desigualdad y el índice de pobreza económica más bajo del país.

Sigue la caída de empresas

Pero la crisis sigue dando coletazos y ayer mismo, la patronal vasca Confebask dio a conocer que en enero pasado el número de empresas y de autónomos registrados en la Seguridad Social descendió, si bien en menor medida que hace un año. En concreto, el número de empresas bajó en Euskadi en 490, lo que supone un retroceso del 0,85%, mientras que la cifra de autónomos se redujo en 535, con una caída del 0,3%.