José Luis Bilbao se muestra contrario a la entrada de socios privados en Kutxabank

E. C.BILBAO.

Al diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, no parece gustarle la idea de que Kutxabank pueda dar entrada en su capital a socios privados que puedan fortalecer su posición en el panorama financiero. Ayer, se declaró partidario de que la entidad «siga siendo de la sociedad vasca» y que «apueste y se implique en el desarrollo económico de este país».

Bilbao salía así al paso de las palabras expresadas hace poco más de una semana por el director general del FROB -el organismo creado por el Ministerio de Economía para gestionar las ayudas al saneamiento del sector financiero español-, Antonio Carrascosa, quien en la capital vizcaína afirmó que Kutxabank debía dar entrada en su capital a socios privados «de referencia si quiere estar en la primera división, dentro del grupo de cabeza de las seis primeras entidades financieras. De lo contrario» -dijo- «tendrá que conformarse con jugar en la segunda liga, con las limitaciones que ello supone».

Bilbao, en una entrevista concedida a Deia, tras lamentar que en la crisis financiera que ha arrastrado a las cajas «hemos pagado justos por pecadores», afirmó que Kutxabank es de la sociedad vasca» y manifestó su deseo de que «mantenga ese carácter, apueste por este país y se implique en su desarrollo económico, empresas y sectores estratégicos, obra social... Un crédito o una tarjeta te la da cualquier banco», apostilló.

Kutxabank dispone de cinco años para cumplir la exigencia de que ninguno de sus actuales socios BBK, Kutxa y Vital, superen una participación del 49%. BBK rebasa ese margen, ya que posee el 57% del banco.