La Cofradía se fija como meta para este año diseñar «un San Juan de calle y de los niños»

La junta directiva trabajará para aumentar el número de socios, situado en 9.903, y volver a superar la barrera de los 10.000

C. ORTIZMIRANDA DE EBRO.
Presentación de nuevos miembros de la junta directiva. ::
                         C. O./
Presentación de nuevos miembros de la junta directiva. :: C. O.

Pese a la crisis y a que las perspectivas no parecían muy buenas, las cosas salieron mejor de lo previsto en el plano económico. Pero la junta directiva de la Cofradía de San Juan del Monte no quiere bajar la guardia y de cara a las próximas fiestas la línea a seguir será la misma: contención del gasto y definición de las fuentes de ingreso.

Al margen de lo económico, el programa de 2014 se elaborará bajo la perspectiva de crear 'Un San Juan de calle y un San Juan de los niños'. Entre las principales novedades planteadas en la asamblea de socios, está la creación de una nueva de ocio y diversión en el entorno del parque Antonio Cabezón. Un entorno «amplio» y «un poco olvidado», tal y como apunto el presidente de la entidad, Álvaro de Gracia, recordando que solo se han llevado a cabo en esa zona algunas verbenas en la época de José Ramón Urbina.

La idea es recuperar ese tipo de actuación allí pero también instalar hinchables para los más pequeños tanto el sábado como el domingo y, al mismo tiempo, acompañarlos con alguna actuación musical dirigida al público infantil. En ese espacio estarán los puestos de venta ambulante y también las barracas. Un opción que, hasta ahora, no estaba incluida en el programa y en la que se está trabajando ya. La propuesta sería similar a la de las fiestas de la Virgen de Altamira.

También se está trabajando en dar mayor vistosidad al Bombazo Chiqui, para que sea prácticamente un calco del de la tarde. Contarán hasta con su propia Orden del Bombo. Los cuatro representantes, encargados de sacarlo del río y llevarlo al Ayuntamiento, serán elegidos por sorteo entre los que se presenten al certamen de Sanjuanero y Sanjuanera infantil. Además, repetirán protagonismo en el entierro, imitando la tradición de los adultos.

A nivel interno también se trabajará en mejorar la página web de la Cofradía, una tarea que «se está atascando» más de lo previsto y que vendría a complementar la implantación que ya tiene la fiesta a través de las redes sociales con su cuenta en Twitter y su perfil en Facebook. Pero no solo hacen falta seguidores en la red. También socios que paguen la cuota por el carné de cofrade. El año pasado subió dos euros y en 2014 se mantendrá tal cual estaba. Ahora el objetivo vuelva a ser el de superar los 10.000. Ahora la cifra está en 9.903, frente a los 10.188 del recuento del ejercicio anterior. En este aspecto la crisis sí ha pasado factura.