Guardian Llodio aplica un ERE de suspensión de 31 días a su plantilla hasta septiembre

J. C. BERDONCES M. PECIÑAVITORIA / LLODIO.

La dirección de la empresa Guardian Llodio aplica desde los primeros días de este mes de enero un expediente de regulación de empleo (ERE) de suspensión de jornada que se extenderá hasta el 30 de septiembre. Esta medida, según fuentes sindicales, ha sido tomada por la compañía «por causas económicas y productivas». Pero la central ELA ya ha denunciado este ERE «porque entendemos que no es necesario», explicaron a EL CORREO.

En este sentido, recordaron que «el año pasado nos plantearon otro ERE, entonces de 47 días, y apenas se cumplieron dos días por trabajador. Y si para este 2014 las previsiones en el sector del automóvil son mejores, está claro que la medida no tiene sentido».

Este expediente de suspensión se aplica, en principio, a la totalidad de la plantilla, aunque a efectos prácticos «los afectados serán los cerca de 400 operarios de producción, porque el ERE no tendrá repercusión ni para jefes ni para encargados ni para el personal de oficina». También quedan fuera de esta medida los trabajadores con contrato de relevo -el número ronda el medio centenar- así como los mayores de 55 años.

Desde el comité de empresa también critican que la dirección de Guardian «quiere conseguir una flexibilidad que en el convenio está bloqueada».

Nuevo consejero delegado

Por otra parte, también en este mes de enero se ha incorporado a la planta de Llodio, en concreto al cargo de consejero delegado, el vizcaíno Javier García, para sustituir a Jesús Urien. Procede de Estados Unidos, donde ha ocupado puestos de responsabilidad en el departamento financiero de la rama de automóvil para la multinacional Guardian.