El Eibar trabaja al completo para iniciar el año cargado de ilusión

«Todos han llegado bien y con muchas ganas de competir al mismo nivel que hasta ahora», declara Garitano tras una semana de vacaciones

LETIZIA GÓMEZEIBAR.

El Eibar cerró el ejercicio deportivo del 2013 con un brillante triunfo en el derbi vasco ante el Alavés y, tras disputar de una semana completa de vacaciones, los integrantes del plantel armero retornaron ayer con las pilas recargadas para comenzar el 2014 con la misma fuerza y la misma ilusión mostrada en un año que pasará a la historia dorada del club. Dicen que lo difícil no es llegar, sino mantenerse, y el conjunto azulgrana ha cubierto la mitad del camino superando con creces las expectativas.

Pero ni Garitano ni sus pupilos se conforman con lo conseguido hasta ahora. La permanencia no está lograda, pero sí muy bien encaminada, y la mejor fórmula para conseguir lo antes posible el objetivo para fijar metas mucho más ambiciosas es precisamente mantener la misma filosofía de trabajo que le ha conducido a esa cuarta plaza.

El técnico vizcaíno no quiso perder ningún minuto. Aunque en principio estaba previsto que el equipo se ejercitara en el anexo, en cuanto todos los integrantes de la plantilla llegaron a Ipurua pusieron rumbo a Unbe, donde el preparador armero pudo comprobar que todos se han mantenido alejados de los excesos gastronómicos de estas fechas.

Entre los presentes destacó la figura del meta Diego Rivas, que se incorporó al trabajo de grupo -sin tocar el balón con las manos- tras un mes de recuperación en Elche. «Todos han llegado bien, sin problemas», dijo Garitano, que añadió que «estamos con ganas de volver a competir al mismo nivel después de una semana de vacaciones».

Sin descanso

Y más les vale que hayan aprovechado bien sus días de descanso, porque de aquí al próximo 8 de junio, cuando finaliza la Liga regular, apenas tendrán algún día suelto entre semana para relajarse. Y durante los próximos días ni eso, ya que el preparador azulgrana ha previsto una dura sesión de trabajo para llegar con fuerza al partido que el sábado (18.00 horas, TVG y ETB1) en Lugo, ante un conjunto que despidió el año con una derrota en casa que se sumó a las cuatro que cosechó en las últimas cinco jornadas.

Los armeros realizarán hoy la última sesión preparatoria del año a las 10.00 horas, pero no podrán extender las celebraciones de la Nochevieja, pues mañana tendrán que acudir como un clavo al entrenamiento fijado para las 11.00 horas. Será un ensayo a puerta cerrada, un hábito adquirido por Garitano para trabajar con mayor tranquilidad algunos aspectos de su planteamiento. El plan de trabajo semanal contempla otras dos sesiones más, el jueves a las 10.30, y el viernes, la última antes del partido del sábado, también a puerta cerrada, a las 10.00 horas. Al acabar este entrenamiento Garitano ofrecerá la primera convocatoria del año, en la que no estará el manchego Diego Rivas, sancionado por acumulación de tarjetas.

Fotos

Vídeos