Le provocan un infarto para salvarle la vida

Médicos del Hospital Gregorio Marañón hicieron esta maniobra con un paciente de 67 años en espera de un trasplante

Médicos del hospital madrileño Gregorio Marañón han provocado un infarto a un paciente en espera de un transplante de corazón para salvarle la vida. Un pequeño infarto controlado mediante una oclusión con alcohol eliminó la arritmia ventricular que padecía el enfermo de 67 años.