Beñat Intxausti gana la etapa reina y se coloca líder en el Tour de Pekín

P. U.PEKÍN.

Beñat Intxausti se convirtió en el gran protagonista de la cuarta etapa del Tour de Pekín, con final en alto en Mentougou, al ser el más fuerte en una ascensión plagada de ataques y donde el ciclista de Muxika, además de ganar, dejó casi sentenciada la general de la ronda china a falta de una jornada para el final. Porque la última etapa discurre por un circuito urbano favorable a los velocistas, por lo que se antoja como ganador virtual de la última prueba del circuito mundial de la UCI.

Intxausti tuvo que sudar en los metros finales para no ceder ante el irlandés Daniel Martin, que le pisaba los talones en el grupo perseguidor. Para completar el festival de los ciclistas vizcaínos, David López (Sky) se colocó en la tercera plaza de la etapa y la general, por delante del campeón del mundo Rui Costa.

Todos ellos formaban parte de una docena de ciclistas que en los últimos diez kilómetros del ascenso, con pendientes del 5,7 por ciento, se separaron del pelotón y alternaron breves ataques hasta que Intxausti acertó con el definitivo.

El vizcaíno, quien esta temporada ya logró una victoria de etapa en el Giro, donde finalizó octavo, se presenta con todas las opciones para conseguir la victoria de esta carrera que finaliza en Pekín. No obstante, no puede bajar la guardia pese al perfil llano de la jornada, puesto que sólo aventaja en 10 segundos al irlandés Martin en la general. Intxausti considera que puede hacerse con la victoria final «con la ayuda de un gran equipo», que luchará para controlar la general pese a las bonificaciones.