Las orquestas españolas darán el lunes conciertos reivindicativos en la calle

Protestan por la subida del IVA y reclaman la continuidad de sus proyectos artísticos y el fin de los recortes a las subvenciones

C. COCABILBAO.

La cita es el próximo lunes a las siete de la tarde. A esa hora, en lugares céntricos de veinte ciudades españolas, tendrán lugar sendos conciertos ofrecidos por miembros de las 26 orquestas sinfónicas profesionales existentes en el país. Será un grito que se elevará en defensa de la música clásica y la cultura en general y de la propia supervivencia de las orquestas, en particular. Varias de ellas tienen su futuro seriamente amenazado y todas se han visto afectadas por la brutal subida del IVA de hace un año y por recortes que, de seguir, terminarán por afectar a la programación en cantidad y calidad.

La iniciativa ha partido de la Asociación de Músicos Profesionales de Orquestas Sinfónicas (AMPOS) y ha sido secundada por instrumentistas de las 26 formaciones existentes en España. Todas ellas ofrecerán conciertos en la calle a la misma hora, para mostrar su preocupación por la «inquietante situación» que están viviendo. En las ciudades donde tiene sede más de una formación, el concierto lo ofrecerán componentes de todas ellas de forma conjunta.

En los últimos meses, las sinfónicas de Extremadura y Murcia han atravesado crisis muy profundas que las han situado al borde mismo de la desaparición. Las demás, sin haber llegado a ese punto, han visto recortadas las subvenciones públicas sin las cuales no pueden sobrevivir y sus taquillas han sufrido el impacto de la subida del IVA del 8 al 21%, que coincidió con el inicio de la temporada anterior.

Los conciertos arrancarán con la obertura de 'La urraca ladrona' de Rossini, para seguir con el primer movimiento de la Sinfonía Nº 40 de Mozart, el preludio de 'La boda de Luis Alonso' de Giménez y 'Todos somos música', escrita por Luis Cobos. Cada orquesta añadirá una obra relacionada de alguna forma con su ciudad o comunidad autónoma para cerrar el concierto. La Sinfónica de Bilbao (BOS) y la de Euskadi (OSE) han seleccionado la misma: el preludio del acto II de 'El caserío' de Guridi. La BOS estará dirigida por Iker Sánchez y la OSE, por Juanjo Ocón. A mitad de los conciertos, una figura local relacionada con la música leerá un breve manifiesto con las reivindicaciones de las orquestas. El texto será idéntico en todos los casos. También lo será el color de la indumentaria de los instrumentistas: negro. Como dicen los representantes de la AMPOS, «parece lo más adecuado» tal y como están las cosas.

La música clásica es parte esencial de la gran tradición cultural de Occidente. Sin orquestas la música no existe. Lo que defienden los instrumentistas es la pervivencia de ese patrimonio occidental.