Iñigo Vélez medita retirarse tras no superar un control médico

L. G.EIBAR.

El duro momento de colgar las botas podría llegar de forma prematura para el ex azulgrana Iñigo Vélez de Mendizabal (15-03-1982, Vitoria), que pese a contar con solo 31 años ve cómo las lesiones no le permiten rendir al nivel que él mismo se exige.

El último episodio que ha vivido le ha abierto los ojos. Había recuperado la ilusión tras haber fichado por el Guadalajara tras abandonar el Xerez, pero no superó el reconocimiento médico y el jugador no dudó en ser él mismo el que propusiera la rescisión del acuerdo con el club manchego.

No al Toledo

El vitoriano, que militó en el Eibar entre el 2004 y el 2007, tuvo una lesión de rodilla la temporada pasada de la que parece no haberse recuperado. Según informan desde el Deportivo Guadalajara, fue el propio Vélez quien vio que no iba a estar al 100% de capacidad pese a que en un principio creyó lo contrario y decidió por sí mismo no seguir adelante. Desde la entidad morada apuntan también a que pudiese dejar el fútbol profesional después de este contratiempo. De hecho, el Toledo le tanteó pocas horas después, pero obtuvo la negativa por respuesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos